Ir al contenido principal

CONCEPTO, LÍMITES Y FUENTES DE LA HISTORIA. A partir de la obra de Gatterer


CONCEPTO, LÍMITES Y FUENTES DE LA HISTORIA.
A partir de la obra de Gatterer, la división tripartita de la Historia quedó sólidamente
establecida a lo largo de la Ilustración y el Romanticismo, principalmente debido a que se trataba de un modelo que sustituía la tradicional concepción de la Historia defendida por la Iglesia católica. Sin embargo, con el progresivo desarrollo científico de la Historia, se esgrimieron poderosos argumentos para rechazar enérgicamente esta división. El primero de ellos se basó en la cuestión cronológica: sin lugar a dudas, a los escolares les puede ser de gran ayuda poner el número de un año determinado al principio y al final de un período, pero semejante práctica despierta necesariamente la idea de que el curso del devenir cultural de la Humanidad se ha desarrollado con repentinas cesuras o líneas de ruptura. En efecto, si el descubrimiento de América (12 de octubre de 1492) es utilizado como el hito cronológico que marca el paso de la Edad Media a la Edad Moderna, cómo afectó este cambio a Colón y a sus acompañantes, o a los propios europeos. Evidentemente en muy poco. El día 13 de octubre de 1492, «el primer día de la Edad Moderna», fue, sin lugar a dudas, tan parecido al anterior que
difícilmente se puede hablar de «hito histórico» que justifique el cambio de una época por otra. Y otro tanto podría decirse de la caída de Roma (476), que supuso el final de la
Antigüedad, o de la Revolución Francesa (1789), que significó el inicio de la Edad
Contemporánea, en la que todavía nos encontramos (a no ser que nuestros descendientes
digan, dentro de no se sabe cuántos años, que el final de la Edad Contemporánea se produjo con el final de la II Guerra Mundial, con la caída del Muro de Berlín o con la Exposición Universal de Sevilla).
Pero las objeciones no acaban aquí. Para algunos historiadores del norte de Europa, el
comienzo de la Edad Moderna debe situarse durante la Reforma, y se han propuesta fechas como el 1517 (año en el que Lutero expuso su escrito con las 95 tesis contra las indulgencias, hecho histórico que ha sido considerado como el inicio de la Reforma); para otros, el año 1450 (invención de la imprenta) debería fijarse como el hito de una nueva época, la Edad Moderna. En cualquier caso, si partimos del presupuesto de que es más correcto afirmar que la “Edad Moderna se inicia a finales del siglo XV”, ¿quiere esto decir que a comienzos del siglo XVI habían llegado a su fin las estructuras que habían caracterizado el medievo a nivel político, social o económico? Evidentemente no. El proceso histórico fue, como siempre, gradual, y no afectó por igual a todos los países y regiones europeas. Por no hablar aquí de amplias regiones del planeta (Japón, China e India, por ejemplo) en las que no podemos hablar de ningún paso a la Edad Moderna. Una vez más, nos encontramos ante una palpable
muestra de que la concepción imperante de la Historia ha sido, y aún hoy día es, eurocéntrica (o quizá sería más preciso decir que se reduce a la Historia de la cuenca mediterránea y de los pueblos europeos que mantuvieron contactos con ella).
Fuente: BIBLIOGRAFÍA.
BARRACLOUGH, G. (1993) Introducción a la Historia Contemporánea, Gredos, Madrid. BAUER, W. (1970) Introducción al estudio de la Historia, Bosch, Barcelona.
COOK, Ch. (1993) Diccionario de términos históricos, Alianza-Ediciones del Prado, Madrid.
GORTÁZAR, G.; CRUZ VALENCIANO, J. (1989, 2ª edic.) Cómo estudiar la Historia. Guía para estudiantes, Vicens-Vives, Barcelona.
MORADIELLOS, E. (1992) Las caras de Clío. Introducción a la Historia y a la
Historiografía, Universidad de Oviedo, Oviedo.
(1994) El oficio de historiador, Siglo XXI, Madrid.
SALMON, P. (1978) Historia y Crítica. Introducción a la metodología histórica, Teide.
Barcelona.
SÁNCHEZ MARCOS, F. (1993) Invitación a la historia. La historiografía, de Heródoto a Voltaire, a través de sus textos, Labor, Barcelona.
TUÑÓN DE LARA, M. (1981) Por qué la historia, Salvat, Barcelona.

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…