Ir al contenido principal

HISTORIA DE ROMA desde su fundación.


HISTORIA DE ROMA desde su fundación.
TITO LIVIO Libros I a X
TITO LIVIO: La historia de Roma (ab vrbe condita)
Titus Livius o Tito Livio (59 adC – 17 dC): Nacido y muerto en lo que hoy es
Padua, capital de la Venetia, se traslada a Roma con 24 años. Se le encargó la
educación del futuro emperador Claudio. Tito Livio escribió una Historia de Roma,
desde la fundación de la ciudad hasta la muerte de Nerón Claudio Druso en 9 a. C.,
Ab urbe condita libri (normalmente conocida como las Décadas). La obra constaba
de 142 libros, divididos en décadas o grupos de 10 libros. De ellos, sólo 35 han
llegado hasta nuestros días (del 1 al 10 y del 21 al 45).
Los libros que han llegado hasta nosotros contienen la historia de los primeros
siglos de Roma, desde la fundación en el año 753 a. C. hasta 292 a. C., relatan la
Segunda Guerra Púnica y la conquista por los romanos de la Galia cisalpina, de
Grecia, de Macedonia y de parte de Asia Menor
Se basó en Quinto Claudio Cuadrigario, Valerio Antias, Antípatro, Polibio,
Catón el Viejo y Posidonio. Por lo general se adhiere a una de las fuentes, que luego
completa con las otras, lo que a veces hace que se encuentren duplicados,
discrepancias cronológicas e incluso inexactitudes.
En esta Historia de Roma también encontramos la primera ucronía conocida:
Tito Livio imaginando el mundo si Alejandro Magno hubiera iniciado sus conquistas
hacia el oeste y no hacia el este de Grecia.
Es célebre la relación que entabló Tito Livio con el emperador Augusto.
Diversos autores han dicho que la historiografía de Livio legitimaba y daba sustento
al poder imperial, lo que se demostraba en las lecturas públicas de su obra; sin
embargo, pueden apreciarse en la obra de Tito Livio críticas hacia el imperio de
Augusto que refutan tal condición de legitimidad. Al parecer el historiador y el
gobernante, quien era su mecenas, eran muy amigos y eso permitió que la obra del
primero se plasmara tal como éste lo decidiera.
----------------------------------------------------
NOTA DEL TRADUCTOR AL CASTELLANO.
Ir al Índice
Ficha original de la página web en
http://mcadams.posc.mu.edu/txt/ah/Livy/index.html
Historia de Roma de Tito Livio
Fuente del texto inglés:
* Colección de la biblioteca: "Everyman's Library"
* Obras publicadas: "La Historia de Roma"
* Autor: Tito Livio
* Traductor al inglés: Rev. Canon Roberts
* Editor: Ernest Rhys
* Editor: JM Dent & Sons, Ltd., Londres, 1905
Para la presente traducción desde el inglés se han utilizado las siguientes fuentes:
Texto inglés original:
http://mcadams.posc.mu.edu/txt/ah/Livy/index.html
Texto latino de apoyo:
http://www.thelatinlibrary.com/liv.html
Textos castellanos de apoyo:
Edición escaneada por Google Books de la edición de la Imprenta Real de Madrid
(España) de 1793, 1794 y 1795 de "DÉCADAS DE TITO LIVIO, Príncipe de la
Historia Romana", en cinco Tomos y que se pueden consultar en los enlaces:
Tomo I.- http://books.google.es/books?id=2IpR9cBM2dwC
Tomo II.- http://books.google.es/books?id=D7idSInCqRYC
Tomo III.- http://books.google.es/books?id=GNmaIB6dWMsC
Tomo IV.- http://books.google.es/books?id=51FivgpIO8EC
Tomo V.- http://books.google.es/books?id=MJq3MnzKbMMC
Igualmente, se ha tenido a la vista la traducción de José Antonio Villar Vidal,
publicada por Editorial Gredos en 1990 dentro de la "Biblioteca Clásica Gredos" para
los libros VIII-X, XXXI-XXXV, XXXVI-XL y XLI-XV; la traducción de Antonio Ramírez
Verger y Juan Fernández Valverde, publicada por Alianza Editorial en 1992 para los
libros XXI-XXV y la traducción de Fernando Gascó y José Solís publicada por
Alianza Editorial en 1992 para los libros XXVI-XXX.
Los nombres de ciudades, personas y pueblos han sido castellanizados siguiendo
las normas de la Real Academia de la Lengua. Para aquellos casos en que no
existía versión castellana del nombre en cuestión o no existía nombre italiano actual,
se ha dejado el original latino. Cuando Tito Livio habla de “la Ciudad”, con
mayúsculas, se refiere, evidentemente, a Roma. Dentro de la acotación de
corchetes, el traductor al castellano ha insertado aquellas notas aclaratorias que le
han parecido pertinentes y procurando la mayor concisión. En todo caso, van
siempre finalizadas por la abreviatura “N. del T.”
Por último, deseamos precisar la traducción escogida para cuatro palabras, dos de
ellas extraordinariamente específicas del latín: gens y familia. Para "gens", dada la
inadecuación de cualquier término castellano, se ha dejado la voz latina original.
Valga para ella lo que escribió Cicerón: "Gentiles son los que llevan el mismo
nombre. No es bastante. Los que proceden de personas ingenuas. Tampoco basta
con eso. Cuyos antepasados ninguno fue esclavo. Aún falta algo. Y no han sufrido
"deminución de cabeza". Quizás así ya queda completa la noción.[Guillén, José,
VRBS ROMA. Vida y costumbre de los romanos. I: La vida privada, Sígueme,
Salamanca, 2004 (5ªed.), págs. 115-118. ISBN 978-84-301-0461-1]". Para "familia"
entendida como aquella rama de una gens caracterizada por un cognomen o apodo
común (v.g. "César", "Escauro", "Cicerón", etc.), hemos elegido el vocablo castellano
"familia", pues tanto en un sentido extenso como laxo se ajusta bien a la definición
latina.
El tercer vocablo es “legatus”, legado, que tiene dos acepciones: una civil y otra
militar. Cuando Tito Livio la emplea para describir a un enviado diplomático, se ha
optado por traducirla como “embajador” o “legado”; cuando la emplea para referirse
al empleo militar se ha optado por la palabra “general” que en el castellano actual
describe perfectamente a un oficial superior que manda fuerzas de entidad
semejante a las de una legión y carece de mando político, el cual correspondía al
cónsul.
Por extensión, la expresión “imperator” se ha traducido como “jefe” o
“comandante” pues, para el periodo que historia Tito Livio, carecía del sentido que
nosotros ahora usamos para “emperador” y sólo era otorgado por los soldados que
aclamaban así a sus jefes militares carismáticos y extraordinariamente hábiles.
En cuanto a las medidas, para el pie romano se ha adoptado la medida de 0,296
metros como cifra media a partir de diversas fuentes. Cinco pies daban un paso,
passvs, y mil de estos una milla que, en metros, resultan ser 1.480.
Por último, se desea indicar expresamente que la presente traducción está libre de
derechos, rogándose la cita de la procedencia original, tanto del texto en castellano
como del inglés.
Murcia (España), 25 de mayo de 2011.
Antonio Diego Duarte Sánchez.
Fuente: HISTORIA DE ROMA desde su fundación.
TITO LIVIO Libros I a X
Copyright (c) 1996 by Bruce J. Butterfield.
Copyright (c) 2010-2011. De la traducción del inglés al castellano. por Antonio D.
Duarte Sánchez.
.

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…