Ir al contenido principal

Apuntes para una historia universal



Apuntes para una historia universal
Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2
A menudo, la rapidez con la que se producen los acontecimientos en el mundo moderno impiden comprender exactamente sus causas y antecedentes. Sin embargo, cada uno de ellos tiene un origen y una trama bien delineada a través de la historia. En un entorno, donde se suceden los cambios de forma acelerada, es preciso conocer adecuadamente los hilos lógicos que mueven los eventos actuales y esto, no es exclusivo para las ciencias sociales, sino para todos los individuos. Sin un conocimiento histórico
apropiado es imposible explicarse la actualidad política, social, económica, científica, tecnológica o de otra cualquier esfera de la actividad humana.
Tanto gerentes como científicos ,y muchos otros profesionales ,requieren de un conocimiento más o menos profundo sobre el quehacer anterior en sus disciplinas. Con frecuencia, especialistas que laboran en materias indirectamente relacionadas con las ciencias sociales, necesitan obtener información sobre diferentes aspectos de la historia universal. Sin embargo, es común también que dichos aspectos se traten con un grado de profundidad o en forma tan dispersa que sea prácticamente imposible para ellos
una rápida comprensión de momentos históricos de gran relevancia. Así ocurre con bibliotecarios, médicos, cibernéticos y otros individuos, con escasas disponibilidades de tiempo para estos fines.
Pero, a la vez, que existe una mayor necesidad de información en estos temas, puede percibirse otra realidad: a pesar de que las actuales tecnologías de información y comunicación facilitan significativamente el hallazgo y consulta de la literatura histórica, existe un relativo poco interés por su lectura, tal vez producido por el vertiginoso desarrollo que experimenta la sociedad actual, donde la reflexión se rinde
 al desenfreno, la búsqueda de experiencias no vividas, la alienación y el escape al
futuro.
Ante esta necesidad, surgió la idea de desarrollar una breve síntesis de la historia universal, que tratara elementalmente distintos aspectos y acontecimientos de interés mundial, incapaz de sustituir a su fuente y a otras obras disponibles sobre el tema, dirigida a estudiantes de las carreras de información y medicina con un solo motivo: motivar entre ellos una renovación de su interés por la historia de la humanidad, tal
vez un poco relegado ante los ajetreos de la vida contemporánea.
Los orígenes de la humanidad
La vida en la Tierra depende del oxígeno, el calor y el agua. Las condiciones de cada área geográfica en el planeta son el resultado de una combinación específica de ellos. La vegetación, los animales y la vida de cada lugar es el resultado de dichas combinaciones. Hace unos diez millones de años, el clima de la Tierra cambió, los grandes bosques se redujeron significativamente, los primates entonces se vieron
obligados a descender de los árboles para buscar alimentos; con ello, se favoreció decisivamente el desarrollo de nuevas capacidades físicas, como el caminar erguido. El camino de la evolución de los primates hacia el hombre moderno comenzó hace unos cinco millones de años.
El primer animal reconocido como homínido fue el homo erectus, cuyos restos más antiguos datan de hace unos 350 000 años atrás. Originario de África, migró a otras regiones: por el occidente, Asia suroeste y Europa; por el oriente, Irán y Afganistán, así hasta alcanzar la India y China, con el auxilio de los puentes de tierra que unían a varios continentes y países y que, después de la última glaciación, desaparecieron.
Al homo erectus le sucedió el homo sapiens neardertalensis y el homo sapiens. Los hallazgos más antiguos ubican a los primeros entre los 60 y 55 000 años atrás y a los segundos hacia los 40 000. El desarrollo de los primeros hombres puede enmarcarse en el Pleistoceno, un período de la evolución del planeta que se inició hace unos dos millones y medio de años y concluyó hace unos 30 000. Es precisamente hacia esta fecha que concluyó la última glaciación, pero no es hasta hace unos 10 000 que
desaparecieron definitivamente los puentes de tierra que unían diferentes regiones, actualmente divididas por las aguas.
Durante miles de años convivieron tres especies de homínidos diferentes: el homo erecctus -la más antigua-, el homo sapiens neardenthalensis y el homo sapiens. Estos últimos, originarios de Africa, pasaron a través del Medio Oriente para conquistar vastas extensiones en Europa y América. Sin embargo, hace unos 100 mil años, debido a una catástrofe de inmensas proporciones, probablemente un gran volcán, estuvieron al borde de la extinción. Tras el fin de la Edad de Hielo y con la expansión del Sahara, ellos comenzaron nuevamente a moverse hacia territorios desconocidos.
Fuente: Apuntes para una historia universal
Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…