Ir al contenido principal

HISTORIA DE LA CONQUISTA DE MÉXICO



Francisco López de Gómara
HISTORIA DE LA CONQUISTA DE MÉXICO
PRÓLOGO
HISTORIA DE LA CONQUISTA DE MÉXICO
LA HISTORIA de la conquista de México” constituye la parte segunda de la
Historia general de Indias, como ya hemos indicado1. Podemos pensar que
la idea primaria de Francisco López de Gómara fue escribir sólo sobre la
conquista de México, pero para ubicarla en el contexto americano, decidió
referirse primero a todo lo acontecido en América. Decimos tal cosa porque
los dos textos los escribió durante su residencia en la casa de Hernán
Cortés y por supuesto que de sus pláticas con él, y de informaciones recabadas
de otros conquistadores, le nació el deseo de escribir y dar a conocer
todo lo relativo a la actuación del extremeño en tierras mexicanas.
Para nosotros el plan de la obra tuvo un diseño muy sencillo. Se trataba
de referir la actuación de Hernán Cortés durante la conquista de México y,
a la vez, dar a conocer quiénes eran las gentes que habitaban estas tierras, así
como las costumbres y formas de vida de que eran poseedores. Éste fue el
programa que desarrolló López de Gómara al escribir su Historia de la conquista
de México, como tendremos oportunidad de comprobar en el curso
de este estudio.
SU CONCEPTO DE LA HISTORIA
Qué mejor que el propio Gómara nos transmita cuál es su pensamiento
acerca de la historia, y método que siguió para escribirla; así nos dice:
“Toda historia, aunque no sea bien escrita, deleita. Por ende, no hay que
recomendar la nuestra, sino avisar cómo es tan apacible cuanto nueva por
su variedad de cosas, y tan notable como deleitosa por sus muchas extrañezas”
2. Aquí en parte se está curando en salud por si acaso no gusta, pero al
mismo tiempo asegura que será muy deleitosa por sus muchas extrañezas.
En cuanto al método expresa:
He trabajado por decir las cosas como pasan. Si algún error o falta hubiere,
suplidlo vos por cortesía, y si aspereza o blandura, disimulad, considerando
las reglas de la historia; que os certifico no ser por malicia. Contar cuándo,
dónde y quién hizo una cosa, bien se acierta, empero, decir cómo es dificultoso;
y así, siempre suele haber en esto diferencia.3
Párrafos abajo escribe: “Por lo cual he tenido en esta mi obra dos estilos,
soy breve en la historia (de las Indias) y prolijo en la conquista de México”4.
Acerca de la manera cómo ve nuestro autor la historia, hay otro ángulo
que es su concepción providencialista de la historia.
Nos parece inaudito que López de Gómara, que pasara diez años en
Italia y que estuviera al tanto de las corrientes renacentistas que privaban en
esa península, permaneciera dentro de las normas de la concepción cristiana
de la historia, por tanto del medievalismo imperante en España. Es decir,
de la historiografía medieval que reconoce la mano de la Providencia en la
historia; pero la reconoce de tal manera que al hombre ya nada le queda por
hacer, según expresa Collingwood.
Esta manera de concebir la historiografía cristiana, por naturaleza providencialista,
la describe Croce como sigue:
La divinidad vuelve a descender y a mezclarse antropomórficamente en los
asuntos humanos, como personaje preponderante o poderosísimo entre los
menos poderosos; y los dioses son ahora los santos y San Pedro y San Pablo
intervienen a favor de éste o aquél pueblo; y San Marcos y San Jorge, San An-
drés o San Juanario guían los batallones de combatientes, uno en competencia
con otro…5
Fuente: © Fundación Biblioteca Ayacucho, 2007
Colección Clásica, Nº 65
Primera Edición Biblioteca Ayacucho, 1979

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…