La Historia en videos

Loading...

3/10/12

El Egipto predinástico



El Egipto pre-dinástico
 El nombre de Egipto se deriva del griego homérico Aiguptus, que se empleó en la Antigüedad para distinguir las tierras del valle del Nilo ubicadas entre la primera catarata del Nilo y el Delta sobre el Mediterráneo. Este territorio se extiende por cerca de 1.000 kilómetros en línea recta y por unos 1.350 a lo largo del cauce del río, completando casi 23.000 kilómetros cuadrados de zonas cultivables. Por ello, y debido a la escasez de lluvias en el delta del Nilo y a la inexistencia casi absoluta de ellas en la parte alta, el laboreo agrícola sólo ha sido posible gracias a la inundación que a fines de junio desborda al río de su lecho y da vida nuevamente a las fértiles tierras de esta región africana. A partir de finales del Paleolítico Superior, la industria lítica de Egipto empieza a diferenciarse de sus contemporáneas europeas, y a comienzos del Neolítico ya parece darse la formación de dos culturas diferentes en el valle del Nilo, una al norte y otra al sur. En esa forma, apenas en el transcurso de 1.500 años, empezando a contar en el comienzo del Neolítico, Egipto pasa de ser una sociedad primitiva a constituirse en un estado monárquico con claras tendencias a la centralización del poder. El pueblo egipcio predinástico agrupaba a unos cinco millones de habitantes. Todos estos hombres estaban agrupados en 42 distritos, 22 pertenecientes al sur y 20 al norte. Entre los del sur, los más sobresalientes fueron Heracleópolis, Akhetatón, Hermópolis y Tebas —no la ciudad bíblica—; en el norte, se destacaron Avaris, Bubastis, Sais y Heliópolis. Sobre el momento de la unificación de los dos grupos- es posible que ésta se encuentre alrededor del año 3100 a.C., según monumentos encontrados en la zona de los triunfadores, la del sur. El rey Narmer, continuó la tarea hasta obtener la unificación definitiva de Egipto, con la cual se pone fin al período predinástico.
Fuente: Enciclopedia Autodidacta