Ir al contenido principal

PALEOLÍTICO



2. PALEOLÍTICO

    CONSIDERACIONES GENERALES.  En el Paleolítico Superior, las técnicas de la piedra tallada alcanzan más alta perfección y especialización. En el Auriñaciense encontramos pequeñas hojas delgadas, raspadores y buriles que alcanzan asombrosa belleza en el Solutrense. Finalmente, en el Magdaleniense, aunque sigue utilizándose la piedra, son muy abundantes los útiles de hueso: agujas, arpones, etc.

    Las condiciones de vida del hombre paleolítico debieron de ser realmente muy duras y llenas de dificultades. La acuciante necesidad de subsistir le llevó a buscar el alimento, primero en la recolección y, muy poco a poco, en la caza y la pesca. Su economía destructiva le obligó a practicar el nomadismo en busca siempre de nuevas fuentes de alimentación, estableciendo a menudo sus campamentos en las orillas de los ríos. El desamparo en que se sentía el individuo dio a su vez gran fuerza y cohesión interna a los grupos tribales, en los que no podía existir ni división de trabajo ni propiedad privada por falta de excedentes de producción.

    En un Paleolítico Superior se experimenta un importante avance. El hambre no era ya tan espantosa; se disponía de mayor cantidad de bienes y la importancia de la recolección iba cediendo ante la atención creciente dedicada a la caza y a la pesca, como testimonia la difusión de arcos, flechas y arpones que, además, aseguraban la defensa frente a un medio ambiente hostil. A su vez empieza a controlar el fuego, conocido ya al parecer en el Paleolítico Inferior, lo cual le permitió un dominio mayor de su espacio vital, proporcionándole luz, calor, defensa y, gracias al cocimiento, mayor variedad de sustancias comestibles.

    Con respecto a la vivienda, se advierte cierto semisedentarismo en las proximidades de los lugares en los que se podía obtener el alimento; las migraciones estuvieron condicionadas muchas veces por los intensos fríos glaciares o por la mejora del clima en los períodos interglaciares. Cuando el hombre primitivo empieza a refugiarse habitualmente en las cavernas, vive cerca de la entrada, como corroboran multitud de hallazgos y de restos materiales, algunos de los cuales parecen confirmar la utilización del vestido.

    La creación de nuevos instrumentos y la apertura de nuevos horizontes ofrecieron la posibilidad de que poco a poco fueran apareciendo, aunque escasos, algunos excedentes, base del posterior desarrollo social y económico.
Fuente: Enciclopedia Lafer

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…