La Historia en videos

Loading...

3/1/13

HISTORIA DE LA TELEVISIÓN La llegada del color




HISTORIA DE LA TELEVISIÓN

La llegada del color
Los años 50 han sido calificados por muchos analistas como
aquellos del gran salto de la televisión, al ser la década de su
extensión por el mundo.
Así, por ejemplo, México y Brasil iniciaron sus emisiones a partir
de 1950; Holanda y Argentina, al año siguiente; Italia, Alemania
Oriental y Venezuela, hacia 1952; Bélgica, Dinamarca, Polonia,
Checoslovaquia y Canadá, en 1953; Austria, Luxemburgo y
Mónaco, en 1955; España y Suecia, en 1956; Portugal, un año
más tarde; y, Suiza, Finlandia, Yugoslavia, Hungría, Rumania y
China en 1958.
En la gran mayoría de los casos la cobertura geográfica de las
televisiones era muy pequeña (de carácter local diríamos hoy), y
eran pocas las horas diarias de emisión. Asimismo, la presencia
del televisor en los hogares no estaba extendida; a cambio,
distintos lugares públicos -como los bares y en España las
Parroquias- servían de escenario de encuentro a los
telespectadores.
Frente a este panorama, gobiernos y empresarios dedicaron
esfuerzo e imaginación, a construir redes nacionales de televisión.
Para ello se instalaron nuevas emisoras, postes repetidores y
líneas de cables. Las grandes distancias y los accidentes
topográficos debían rendirse ante un sistema planificado.
Un país se destaca por la conformación de una poderosa industria
televisiva: EEUU. Hacia 1952 se calcula que unas 108 emisoras
estadounidenses daban servicio a unos 21 millones de televisores.
De forma paralela creció la publicidad. Las cifras son reveladoras:
de una inversión publicitaria de un poco más de 10 millones de
dólares, en 1950, se pasó a 1.500 millones, en 1960. A comienzos
de los años 50 la diferencia entre los EEUU y el resto de los
países desarrollados era notoria. Durante los primeros meses de
1952, en Gran Bretaña sólo se habían vendido 1,2 millones de
televisores, en Francia cerca de 10.558, y en la entonces Alemania
Federal apenas se contabilizaban 300 aparatos.
La televisión también empezó a causar furor en Japón. La NHK,
comenzó a operar en 1953 y al año siguiente hizo lo propio la
primera estación comercial.
La incorporación del color supuso otra revolución. EEUU se
convirtió, en 1953, en el primer país en contar con televisión en
color con su propio sistema de emisión: el NTSC, que
actualmente está en funcionamiento en los EEUU, Canadá y
Japón, entre otros países.
Posteriormente en Europa se pusieron en marcha una serie de
investigaciones para perfeccionar el sistema estadounidense. Los
resultados de éstas dieron lugar a dos sistemas de televisión en
color. En 1959, el Gobierno galo puso en marcha el sistema
SECAM; y cuatro años más tarde, de la mano de Telefunken,
apareció el sistema alemán PAL.
Hoy seguimos en Europa con estos dos sistemas de transmisión.
España adoptó el sistema alemán, como los principales países
europeos occidentales, resistiendo las tentadoras ofertas recibidas
de Francia si se decidía por el sistema SECAM que, además de
Francia lo han ido adoptando los países del Este, en numerosos
países del cercano Oriente, en algunos países de América Latina y
en África francófona.
Fuente: HISTORIA DE LA TELEVISIÓN