La Historia en videos

Loading...

8/1/13

HISTORIA DEL HOLOCAUSTO: PANORAMA GENERAL



HISTORIA DEL HOLOCAUSTO: PANORAMA GENERAL

El programa de “Eutanasia” contenía todos los elementos requeridos para un asesinato en masa de los judíos europeos y los gitanos roma: una decisión de matar, personal especialmente entrenado, el aparato necesario para matar por medio de gas y el uso de lenguaje eufemístico como la palabra “eutanasia” que psicológicamente distanciaba a los asesinos de sus víctimas y escondía del público el carácter criminal de las muertes.
En 1940 las fuerzas alemanas continuaron su conquista en gran parte de Europa, venciendo fácilmente a Dinamarca, Noruega, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Francia, Yugoslavia y Grecia. El 22 de junio de 1941 el ejército alemán invadió la Unión Soviética y a finales de noviembre estaba a las puertas de Moscú. Mientras tanto, Italia, Rumanía y Hungría se habían unido a las potencies del Eje liderado por Alemania y se oponían a las potencias Aliadas (el Commonwealth Británico, la Francia Libre, los Estados Unidos y la Unión Soviética.)
En los meses que siguieron a la invasión alemana de la Unión Soviética los judíos, los líderes políticos comunistas y muchos gitanos roma fueron muertos en fusilamientos masivos. La mayoría de estos muertos eran judíos. Estas muertes se llevaron a cabo en lugares improvisados en la Unión Soviética y las ejecutaron los equipos móviles de matanza (Einsatzgruppen) que seguían a los ejércitos alemanes en sus invasiones. El más famoso de estos sitios era Babi Yar, cerca de Kiev, donde se estima que alrededor de 33.000 personas, principalmente judíos, fueron asesinados en un período de dos días. El terror alemán se extendió a los disminuídos recluídos en instituciones y a los pacientes psiquiátricos en la Unión Soviética. Resultó también en la muerte de más de tres millones de prisioneros de guerra soviéticos.
La Segunda Guerra Mundial trajo cambios fundamentales al sistema de los campos de concentración. Gran cantidad de nuevos prisioneros deportados de los países ocupados por Alemania inundaban los campos. Con frecuencia grupos enteros eran confinados en los campos, como por ejemplo miembros de las organizaciones clandestinas de resistencia que fueron agrupados en un rastreo en Europa oriental bajo el decreto “Noche y Niebla” de 1941. Para acomodar el crecimiento masivo en el número de prisioneros, cientos de nuevos campamentos se establecieron en los territorios ocupados de Europa occidental y oriental.
Durante la guerra, además de los campos de concentración, se crearon ghettos, campos temporales y campos de trabajos forzados. Se utilizaron para los judíos, los gitanos roma y otras víctimas del odio racial y étnico así como para opositores políticos y luchadores de la resistencia. Después de la invasión de Polonia, tres millones de judíos polacos fueron forzados a ir aproximadamente a 400 ghettos nuevos que se habían establecido para segregarlos del resto de la población. Grandes cantidades de judíos fueron también deportados de otras ciudades y países, incluyendo Alemania, a ghettos y campos en Polonia y en los territorios ocupados por Alemania en el este.
En ciudades polacas bajo la ocupación nazi como Varsovia y Lodz, los judíos fueron confinados en ghettos cerrados donde el hambre, el hacinamiento, el frío y las enfermedades contagiosas mataron a miles de personas. En Varsovia y en otras partes los judíos de los ghettos hicieron todos los esfuerzos posibles, con frecuencia bajo arriegadas condiciones, para mantener sus vidas culturales, comunitarias y religiosas. Los ghettos también proporcionaban un fondo de mano de obra forzada para los alemanes y muchos trabajadores forzados (que trabajaban en cuadrillas de carreteras, construcción y otros trabajos pesados relacionados con el esfuerzo alemán en la guerra) murieron de agotamiento o maltrato.