La Historia en videos

Loading...

6/5/13

LOS ÚLTIMOS CAZADORES ESPECIALIZADOS DE NORTEAMÉRICA



LOS ÚLTIMOS CAZADORES ESPECIALIZADOS DE NORTEAMÉRICA .  La segunda gran tradición de las industrias paleolíticas de puntas de proyectil es el complejo de Las Llanuras, que se representa en la secuencia: Llano, Folsom y Plano, en la cual hay una evolución técnica y formal.

    Los útiles de este complejo han sido realizados por comunidades cazadoras con un alto grado de especialización; estos hombres combinarían su actividad principal con la recolección de productos vegetales, hecho que se detecta en la presencia de molinos dentro de los útiles de uso cotidiano.

    La llamada cultura Llano es la más antigua en sus inicios. Los instrumentos más comúnmente utilizados son del tipo de las puntas de Sandía y Clovis.

    La punta Sandía recibe el nombre del yacimiento del que es natural y que se encuentra en Nuevo México; tiene una longitud que oscila entre los 6 y 9 cm., y suele aparecer realizada en piedra o hueso; es de forma ovalada, con retoque por percusión bifacial y posee una pequeña escotadura, que en ocasiones más bien es una muesca, en la parte lateral. Entre los yacimientos donde se ha encontrado este tipo de puntas cabe destacar los de Lehner y Naco, en Arizona, y la gruta de la Sandía, en Nuevo México. Las fechas radiocarbónicas de estos complejos raramente superan los 13.000 años.

    La punta Clovis es la más característica de este complejo; su forma es lanceolada, con los laterales de tendencia paralela, y su longitud está entre 3 y 12 cm.; su retoque es bifacial por percusión y presenta una acanaladura poco excavada que recorre un tercio de la longitud total de la pieza. Esta punta suele aparecer asociada a fauna del tipo del mamut, del caballo y del bisonte. Su datación oscila entre el 12 000 y el 10 000 a. C.

    La desaparición del mamut, que coincide con una época de gran desecación, obliga a los cazadores con un mayor grado de especialización a dirigirse a más hacia el Norte.

    Sin ningún tipo de duda, la punta más característica del Paleoindio norteamericano es la Folsom; estas puntas son posteriores a las Clovis y no se encuentran asociadas a la caza de mamutes y de caballos, lo que significa que su aparición es posterior a la extinción de estas especies.

    El complejo Folsom lentamente va siendo mejor conocido gracias a los hallazgos arqueológicos; su datación se halla en torno a los 11.000 años de antigüedad. La punta característica de este complejo es de menor tamaño que la Clovis, ronda los 5 cm. de longitud, lo que hace suponer que su uso se realizaría por medio de una lanzadera; su forma es foliácea y su retoque de peladura bifacial recuerda a las puntas solutrenses del occidente. Su base suele ser cóncava y en ocasiones aparece provista de alerones; otros útiles que se encuentran en asociación con esta pieza son: cuchillos, raederas y perforadores, así como instrumentos más pesados, como los molinos.

    Los más significativo de este complejo se encuentra, sin embargo, en el trabajo sobre hueso o asta, casos en los que podríamos hablar de verdaderas obras de arte.

    La dispersión de estas puntas es menor que la Clovis; se halla restringida al área de la Gran Llanura. Los yacimientos más notables son los de Lindenmeier (Colorado), Blackwater Draw (Nuevo México) y Hell Gap.

    Los complejos Llano y Folsom no son exclusivos de Norteamérica, pues los encontramos con algunas variantes locales en Mesoamérica y Centroamérica.
Fuente: Enciclopedia Lafer