Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 5, 2013

EL ESTADO BIZANTINO

EL ESTADO BIZANTINO.  Puede considerarse al Estado bizantino como una tecnocracia, cuyo sistema de gobierno característico era el «césaro-papismo», que afirmaba la supremacía del Emperador sobre la Iglesia y, según el cual, el monarca (basileus) era el único representante de Dios en la Tierra. Tanto es así que su mandato no expresaba la voluntad del Estado, sino la de Dios. La diferencia con un Occidente, donde se produce la dualidad de poderes entre el Emperador y el Papa, es evidente.
    El poder, si bien en un principio no era hereditario - pues no se podía condicionar la voluntad divina a unas leyes sucesorias -, terminó por ser monopolizado por una serie de dinastías que terminaron practicando el sistema de la herencia (Isáurica, Macedónica, etc.).
    Si en un principio, en tiempos de Justiniano, predominó la idea de la «recuperatio imperii», con sus sucesores y a la vista de los peligros exteriores, el Imperio Bizantino se replegó sobre sí mismo y se helenizó rápidamente. Bizanc…