Ir al contenido principal

HACIA EL RENACIMIENTO.

HACIA EL RENACIMIENTO.- Los siglos de la baja Edad Media, XIV  y XV, marcan el tránsito hacia el Renacimiento y hacia la Edad Moderna. Los cambios, que resumimos, fueron trascendentales.

    Políticamente se da la afirmación y consolidación de las monarquías autoritarias. El Rey, apoyado en una burguesía urbana, logra dominar a la levantisca nobleza feudal y la transforma en cortesana y a su servicio. Dejó el monarca de apoyarse en las inestables relaciones de dependencia feudal, creando la idea de nación, en la cual todos los hombres del reino tenían unos ideales comunes: un Rey, una ley y una fe.

    Socialmente, la burguesía va logrando su consolidación, mientras la aristocracia de la sangre irá quedando paulatinamente relegada a segundo termino por la aristocracia del dinero. Los nuevos rumbos económicos iban a empobrecer a la nobleza feudal, que llegó a perder poder aunque no prestigio.

    El desarrollo del capitalismo inicial, con la racionalización de la producción y el afán de lucro, cambio las estructuras de trabajo vigentes (gremios, artesanía familiar). El capital burgués utiliza la fuerza de trabajo de los obreros asalariados, desprovistos de todo utillaje de trabajo y de garantías salariales y de estabilidad en el empleo. Comienza a germinar un proletariado urbano, y la sociedad se polariza hacia dos extremos contrapuestos: alta burguesía y nobleza urbana y campesina de vida ostentosa, frente a un campesinado cada vez más empobrecido, que se ve obligado a emigrar a las grandes ciudades, incrementando de esta manera un proletariado urbano, que arrastra una vida precaria e insegura, al estar desprovisto de la protección paternalista del señor feudal o de los gremios.

    Económicamente, asistimos, a partir del siglo XV, al nacimiento de un llamado capitalismo inicial, con el triunfo de la mentalidad burguesa de los grandes mercaderes. Existe una «ratio económica» y un auténtico espíritu de empresa (apareciendo una nueva figura, la del empresario); el Estado apoya a los particulares y la circulación monetaria aumenta. El eje económico de Europa pasa del Mediterráneo al Atlántico, confirmándose este hecho a partir de los grandes descubrimientos geográficos y del comercio con el continente americano.

    Era el otoño de la Edad Media y el nacimiento de los tiempos modernos.

Fuente: Enciclopedia Temática Lafer

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…