Ir al contenido principal

MESOPOTAMIA - INSTITUCIONES



MESOPOTAMIA

    INSTITUCIONES.  Está formada también por tierras de aluvión depositadas por el Éufrates y el Tigris que, tras un esfuerzo de control de agua, aprovechamiento y drenaje, se convirtieron en campos muy fértiles con consecuencias socioeconómicas y políticas parecidas a las de Egipto. Frente a la unidad que, en general, impera en Egipto, en Mesopotamia se observa mayor tendencia a la fragmentación, aunque a veces se logra la unidad - Imperio babilónico o Imperio asirio - alentada por la aspiración a la supremacía de diversas ciudades - Sumer, Acad, Babilonia, Assur - verdaderos núcleos urbanos con desarrollo artesanal, bien defendidos y rodeados de tierras cultivadas, en los que aparece ya la escritura. Inicialmente, su eje económico, político y religioso era el templo, dueño de tierras y rebaños.

    El Sumo Sacerdote era a la vez máxima autoridad política y religiosa de la ciudad y administrador de las fabulosas riquezas del templo que, a través de los sacerdotes, controlaba y organizaba todo el mecanismo de producción. En este último participan los artesanos especialistas, que muchas veces utilizaban materias primas que había que importar, a cambio de los excedentes almacenados en el templo y otros hombres libres que trabajaban la tierra. Existían igualmente propietarios particulares que debían colaborar, como aportación a la comunidad, en la construcción y mantenimiento de los canales de riego.

    A partir del tercer milenio aparece un nuevo tipo de autoridad - el ensí - que se situó por encima de la sacerdotal. Su origen hay que buscarlo, probablemente, en las necesidades de defensa que obligaron a la formación de un ejército fuerte, cuyo jefe se constituyó en autoridad máxima. Era misión suya velar por la ciudad, el templo y los canales que irrigaban los campos; poseía gran cantidad de tierras que servían para satisfacer sus propias necesidades, las de su familia, las de los altos funcionarios y las de todos los servidores y soldados. La creación de un ejército poderoso fue cobrando importancia creciente por ser garantía de seguridad y esperanza de dominio sobre las demás ciudades, que posibilitaría la formación de poderosos imperios dotados de una compleja, pero bien trabada, administración con sus gobernadores, escribas, etc.

    El Código de Hammurabi es un documento primordial para conocer la organización social, más abierta, por lo general, que la egipcia. La clase elevada gozaba de ciertos privilegios legales y estaba formada por altos funcionarios del Rey, sacerdotes, grandes propietarios y también ricos mercaderes, pues no hay que olvidar la importancia creciente en el Oriente Medio del comercio, que creara una clase de activos comerciantes, dueños de diversos almacenes en los que se acumulan abundantes riquezas y productos que eran objeto de transacción. Lo que podíamos llamar la clase media la integraban los hombres libres, legalmente peor considerados que los anteriores. Los esclavos eran de dos tipos: gentes que habían perdido la libertad, normalmente por impago de deudas, pero que gozaban de ciertos derechos, y los sin ningún derecho, casi siempre enemigos y prisioneros que realizaban los trabajos más penosos.

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…