HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL Los nazis hicieron una campaña


HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
Los nazis hicieron una campaña de propaganda como nunca se había visto en Alemania.
Pegaron carteles en paredes, distribuyeron ocho millones de folletos y doce millones de periódicos.
Llevaron a cabo tres mil mítines en un día. Además, hicieron uso de películas y discos con ayuda de altavoces en camiones.
Hindenburg conservó la red de radiodifusión a favor de su propio bando.
En las elecciones, el canciller obtuvo el 49, 6% y Hitler el 30,1%. Ninguno consiguió mayoría absoluta. Era necesaria una nueva elección. Hitler había logrado aumentar la votación de los nazis en un 86% pero el Presidente lo había rebasado. Emprendió una nueva campaña con más ánimo.
Realizó cuatro, cinco mítines en un día, volaba en avión de un punto a otro. Se dedicó a predecir un futuro feliz a todos los alemanes si votaban por él: trabajo para todos los obreros, precios mejores para cultivadores, más negocios, un gran ejército, llegó a prometer que todas las muchachas encontrarían marido. El 10 de abril de 1932 se realizó la segunda elección: Hindenburg sacó un 53% y Hitler un 36,8%. Más de la mitad de los alemanes había expresado su confianza en la República Democrática.
Hitler había duplicado los votos nazis en apenas dos años. El consejo de ministros había decidido suprimir el ejército del partido, la SA, ante el rumor de que si ganaba se apoderaría de Alemania. El golpe aturdió a los nazis. Hitler obedeció, no era momento de rebelión armada. El 8 de mayo se volvió atrás con esta decisión de la SA y Hindenburg llamó a Hitler a apoyar al gobierno.
El 1 de junio de 1932 fue nombrado canciller Franz Von Papen. El hombre no era tomado en serio por sus amigos ni enemigos. Se le consideraba superficial, desatinado, intrigante, astuto, vano y ambicioso. No tenía respaldo político. El 4 de junio disolvió el Parlamento y llamó aelecciones para el 31 de julio.
El 15 de junio levantó el bando de suspensión de las SA. Le siguió una ola de asesinatos y violencia política como no se había conocido en Alemania. Fuerzas de asalto buscaban peleas ysangre. Sólo en Prusia durante veinte días, hubo 461 batallas campales en las calles con 82 muertos y 400 heridos. Papen prohibió las prisioneros es políticas antes de las elecciones. El 20 de julio destituyó al gobierno prusiano y se nombró a sí mismo comisario del Reich en Prusia.
Además, proclamó estado de guerra en Berlín. Hitler decidió derrocar a Papen. Los nazis se arrojaron nuevamente a la campaña. Ganaban terreno. En las elecciones del 31 de julio, los nazis consiguieron trece millones 700 mil votos y 230 escaños en el Reichstag. Era el partido más numeroso del Parlamento, pero les faltaba mayoría en la cámara.
Hitler aún no conseguía la mayoría para llegar él mismo al poder. El 4 de agosto fue a Berlín.
Pidió ser canciller y para su partido varios puestos de ministros. No era tan fácil. Para presionar, el 10 de agosto las SA tendían un cerco a Berlín. Le dijeron que lo máximo que podía aspirar era a la vicecancillería.
Hitler se mostró ultrajado. Sería canciller o nada. Se reunió con Hindenburg, ya de 85 años, y repitió su petición. El Presidente replicó que con la tensa situación no podía arriesgarse a transferir el poder a un partido nuevo que no tenía la mayoría y que era turbulento e indisciplinado. Habló de actos de violencia y de ataques a judíos. Hindenburg consideraba que era un partido fuera de control. Le pidió colaboración a otros partidos y que Hitler desechara la idea del poder completo. El viejo presidente le dio un sermón al caudillo nazi. Cuando los alemanes se enteraron de la petición de poderes absolutos, la causa nazi sufrió un revés. El 30 de agosto los centristas se unieron a los nazis y eligieron a Goering presidente del Reichstag.
El canciller Von Papen había conseguido un decreto para disolver la cámara. Pero Hitler ordenó votar la enmienda comunista para derrotar a Von Papen antes de que éste disolviera el Reichstag.
Estaba fuera de sí de alegría. El 6 de noviembre hubo nuevas elecciones. El pueblo ya estaba cansado de propaganda y discursos, los nazis no tenían dinero para una gran campaña. Los círculos adinerados se asustaron por la participación del partido en una huelga de obreros del transporte en Berlín.
En la votación, los nazis perdieron 2 millones de votos y 34 escaños del Reichstag. Sólo tenían 196 diputados. Seguían siendo el mayor partido de la nación pero habían retrocedido. Hitler estaba más débil.
El 17 de noviembre Papen y los ministros dimitieron. Hindenburg, entonces, llamó a Hitler el 19 de noviembre. El Presidente le ofreció la cancillería si podía asegurar una mayoría manejable en el Reichstag para llevar a cabo un programa definido o, bien, le entregaba la vicecancillería a las órdenes de Von Papen. No hubo acuerdo. Hitler no podía asegurar lo que pedía el anciano.
Fuente: HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

© 2000 - 2003 La Segunda Guerra Mundial

Apuntes para una historia universal -Justiniano I,


Apuntes para una historia universal
Justiniano I, quien reinó entre el 527 y el 565, fue un reformador cuyo objetivo fue el de devolverle al imperio sus pasadas glorias. Con este fin, creó una comisión para revisar y codificar la ley romana.
Desde los tiempos de Augusto, los romanos consideraban que la ley y el gobierno eran sus principales contribuciones a la civilización. Desde el siglo VI al VIII, el Imperio Bizantino logró preservar el núcleo de su territorio de las invasiones persas, árabes, etcétera. Se protegió y perfeccionó la ley romana, se estableció un eficiente sistema de gobierno. Se mantuvieron las tradiciones artísticas y literarias griegas.
Sin embargo, hacia el siglo VI, se habían fundado cuatro reinos germánicos o estados sucesores en los territorios del antiguo imperio romano del oeste. Los germanos, originarios de Escandinavia y el norte de Europa, hablaban lenguajes similares pero no idénticos. La sociedad germánica era aristocrática, agrícola y tribal.
La transición a los reinos germánicos tuvo grandes efectos en la sociedad y la civilización europea. Los gobiernos germánicos fueron más personales que legales. Esto significa que sus reyes gobernaban en virtud de la lealtad de sus hombres. Ellos fueron fundamentalmente líderes guerreros que dirigían la nación sobre la base de su magnetismo personal. Los germanos consideraban a su rey como un intermediario entre la comunidad y Dios. Aun después de su conversión al cristianismo, ellos no cambiaron su visión. Entonces la cristiandad germánica prestó una atención especial al Antiguo Testamento con sus narraciones sobre reyes investidos por Dios. Este cambio en el foco de la atención religiosa afectó la historia intelectual de la cristiandad en Europa
Con la ascensión al poder de Carlomagno, a finales del siglo VIII, y su proclamación como emperador en el 800, se produjo un renacimiento carolingio en Europa. Carlomagno, quien condujo, entre el 772 y el 804, campañas militares anuales, dirigidas a expandir su reino, supo combinar sus éxitos militares con la creación de un gobierno interno efectivo, el poder militar con el civil.
Entre los siglos VII y XI, el Imperio Bizantino y los reinos europeos tuvieron historias básicamente separadas pero es difícil comprender la importancia de los eventos y movimientos en una región sin referirse a la otra. Esto es cierto porque la iglesia cristiana se extendió al Imperio del Este y a los reinos germánicos y porque la corte imperial de Constantinopla, consideró al oeste parte de su patrimonio durante siglos.
Los orígenes del monasticismo
Justo después del inicio del siglo IV, quizás en los tiempos en que Constantino emitió su edicto de
file:///D|/Documentos%20de%20trabajo/Importantes/EBSCO%203/vol12_1_04/aci03104.htm (13 of 104)10/02/2005 7:47:40
Apuntes para una historia universal tolerancia al cristianismo (313), un discípulo de Antonio, Pacomio, fundó la primera comunidad monástica en el este del Mediterráneo.
La idea del monasticismo llegó a Occidente cerca del 340, cuando Atanasio, patriarca de Alejandría, fue a Italia como exiliado desde su tierra natal. Atanasio fue el primer biógrafo de Antonio (251-356), padre solitario cuya fama de asceta sagrado fue una de las piedras de la fundación y el desarrollo del monasticismo cristiano. Uno de los primeros monasterios occidentales se fundó aproximadamente a finales del siglo IV en Lerins, una isla cerca de Marsella. La unión del monasticismo con la jerarquía regular de la iglesia se convirtió en un modelo de organización eclesiástica en Occidente.
Durante el siglo VI, los monasterios fueron los principales centros intelectuales de Europa, los benedictinos, una orden religiosa fundada en el 529, por ejemplo, contaron entre sus moradores con una infinidad de sabios que prestaron inmensos servicios a las letras y las artes. Únicos eruditas de la Edad Media, transcribieron y conservaron para la posteridad las joyas literarias de Grecia y Roma.
Decadencia del imperio bizantino
A mediados del siglo XI, muchas instituciones de la iglesia se habían secularizado, así nació la necesidad de la reforma que a finales del siglo XI y principios del siglo XII, concluyó con la idea de que, tanto el estado como la iglesia tenían una autoridad limitada. La reforma también fortaleció la figura del Papa en la iglesia. También la vida monástica se enriqueció considerablemente. El movimiento de reforma de la iglesia en el siglo XI y el crecimiento del poder real a principios del siglo XII produjo una fricción de ideas entre la doble autoridad - dividida entre los poderes eclesiástico y secular- y la majestad divina.
Entre los años 1 025 y 1 081, las repetidas incursiones enemigas -normandas, y árabes esencialmente debilitaron considerablemente el imperio. El colapso del poder militar bizantino, después de la batalla de Manzikert en 1 071. Las cruzadas, 1 096- 1270, se produjeron en un momento en que la sociedad europea y la autoridad política entraban en una nueva fase. En 1095, el papa Urbano II proclamó una cruzada contra los turcos.
El total colapso del imperio sobrevino en 1204. En 1 453, cayó Constantinopla en manos árabes. Hacia el 1461, los turcos habían conquistado todas las posesiones distantes de la autoridad bizantina y el imperio desapareció.
Fuente: Apuntes para una historia universal
Lic. Rubén Apuntes para una historia universal

Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2

Entrada destacada

Historia de la Segunda Guerra Mundial Charles de Gaulle

Historia de la  Segunda Guerra Mundial Charles de Gaulle Charles de Gaulle (1890-1970), político y militar francés, la figura más dest...