Apuntes para una historia universal - El imperio árabe

Apuntes para una historia universal
Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2
El imperio árabe
En el este del Mediterráneo, la contraparte del imperio bizantino fue el imperio árabe. La civilización islámica fue otra de los herederos del Imperio Romano. Esta absorbió una gran parte de la cultura griega, conservada por el oeste latino. Una de las ironías de la cultura moderna en Occidente es el considerar al mundo islámico como algo extraño.
El Corán, el libro sagrado del Islam, se escribió bajo el tercer califa, Otmán, quien reinó entre el 644 y el 656,.A partir de este momento, siglo tras siglo, aumentaron sus fuerzas los árabes, hasta convertirse en un gran poder durante los siglos XI y XII. La sociedad árabe se organizaba de forma tribal, los valores sociales tribales, particularmente la lealtad a la tribu, se establecieron en todo su imperio. Las ciudades del mundo árabe no presentaban ningún estado legal especial. No formaron comunidades unificadas como en el oeste. Fueron dominadas, más que gobernadas, por familias líderes que competían entre ellas.
La civilización islámica
Aunque muchos de los altos gobernantes del mundo árabe estimularon el renacimiento de la cultura persa, la civilización islámica nunca fue persa. La integración del mawali a la comunidad islámica no condujo al renacimiento de la cultura persa, sino más bien a la creación de una nueva civilización híbrida. La aceptación de un idioma religioso universal, el árabe, unificó el mundo islámico en una comunidad intelectual única, a la vez que la integración de grupos no árabes a esta comunidad introdujo nuevas tradiciones culturales.
Los árabes también disponían de un material barato donde plasmar sus ideas y experiencias: el papel.
China lo utilizaba desde el 100 n.e. aproximadamente, pero no se conoció en Occidente hasta el 751, cuando algunos prisioneros de guerra chinos fueron a Samarcanda en Transoxiana. Desde allí, se difundió a Babdad donde se creó una fábrica de papel en 793, luego a Egipto (900) y después a España (950). Los europeos obtuvieron el invento de España, pero hasta el siglo XIII, el papel fue raro, incluso en la España cristiana. Como sucedió en Europa posteriormente, el empleo del papel aceleró la diseminación de ideas y ensanchó el círculo de lectores y escritores.
Mientras, la civilización islámica incorporaba la nueva tecnología de China, se adueñaba de ideas y tradiciones intelectuales de otras civilizaciones. Así se absorbieron las tradiciones filosóficas y científicas de Grecia, la ciencia astronómica y médica de Persia y de sus antecesores, así como las matemáticas de la India, surgieron los números "arábicos", que los escritores islámicos utilizaron por primera vez a finales del siglo IX y que hoy todavía se utilizan universalmente.
Los cristianos sirios fueron herederos de la civilización griega. Ellos tradujeron varios trabajos importantes al siriaco. Por esta vía, los trabajos de Aristóteles y otros autores griegos se tradujeron al árabe, así ejercieron su influencia en la filosofía y la tecnología islámicas. Cuando los europeos occidentales redescubrieron a Aristóteles mediante el contacto con discípulos islámicos e israelitas en España, Sicilia y el reino latino de Jerusalén, también recibieron elaborados comentarios realizados por escritores musulmanes. Los más importantes de estos comentaristas fueron los filósofos al-Kindi y Ibn Rush (Averroes) y el físico y científico Ibn Sina (Avicena) (985- 1 036).
Después del resurgimiento de la cultura persa bajo los samaníes y los gaznawíes durante el siglo X, la poesía y la literatura persas revivieron y continuaron su desarrollo bajo el dominio de los turcos.
En Occidente, durante el siglo XIII, el desarrollo del pensamiento científico se centró en la óptica. Ese tema tuvo raíces en el pensamiento y la sociedad europea, pero además también se enraizó en la tradición científica que los europeos heredaron de los musulmanes. La medicina fue la primera ciencia del Islam, como las enfermedades de los ojos prevalecían, tanto en África del Norte como en el suroeste asiático, la oftalmología y la óptica recibieron mucha atención. Cuando los trabajos médicos árabes resultaron útiles, a partir de las traducciones latinas, a finales del siglo XII, se convirtieron en la base de la ciencia y de los estudios médicos europeos durante siglos.
En ambas civilizaciones, el estudio de la medicina tocó a todas las ciencias. Evidentemente la fisiología y la farmacología se incluyeron en el estudio de la medicina, no así la astronomía, la física, la química, la botánica y la óptica. Los médicos árabes y europeos se dedicaron a los humores corporales (fluidos), considerados causantes de las enfermedades cuando se presentaban en cantidades inadecuadas y al estudio de los poderes astronómicos, tenidos también en cuenta como perturbadores de los hechos mundiales. La astrología, una antigua ciencia babilónica, que se mantuvo viva gracias a las sucesivas civilizaciones de Mesopotamia, se difundió por todo el Mediterráneo en los tiempos de Roma.
La influencia de la astrología creció en Occidente después que médicos occidentales comenzaron a leer los textos árabes de medicina en el siglo XI. La invasión mongola, en el 1 258, dañó seriamente la cultura urbana, en la que se basó esta brillante civilización.
Aparte de la rapidez y la violencia de la invasión mongola, influyó, en este hecho, la conquista de España por los cristianos, los cuales hacia el siglo XIII habían aplastado a los musulmanes en el sur. Por aquel entonces, la labor teológica de Iman al-Ghazzali, muerto en 1 111, constituyó un ataque a la teoría filosófica, la victoria de su escuela impidió la labor filosófica y científica, porque lo que se conoce en la modernidad como "ciencia natural", fue antes una rama de la filosofía.
Posteriormente, el trabajo del filósofo Ibn Rushd (Averroes) (1 126-1 198) sobre Aristóteles y la teología argumentó que la filosofía y la religión eran partes separadas de la verdad. Sin embargo, tanto el Islam como el cristianismo condenaron esta concepción, cuando su trabajo se conoció allí. La idea de la unidad de la verdad fue fundamental en ambas religiones.
Con escasas excepciones, hubo pocos pensadores creativos en el Islam después del 1200 aproximadamente. La civilización continuó su vida en lugares como Egipto, que escapó de las conquistas mongola y cristiana, pero fue una cultura intelectual repetitiva y derivativa que persistió. Irónicamente, los herederos de la sabiduría árabe medieval fueron los europeos. En Europa, las traducciones de los trabajos árabes crearon una revolución intelectual en los siglos XII y XIII.
En la esfera del comercio, los instrumentos financieros utilizados para satisfacer las necesidades de las transacciones comerciales, después se hicieron muy importantes para Occidente. Entre ellos, los comerciantes islámicos desarrollaron la carta de crédito para transferir dinero desde un extremo del imperio a otro.
Fuente: Apuntes para una historia universal

Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2

HISTORIA UNIVERSAL: CRONOLOGÍA BÁSICA 1650

HISTORIA UNIVERSAL: CRONOLOGÍA BÁSICA
1650
Muere el filósofo, matemático y físico francés, Renato Descartes.
1665
Roberto Hooke descubre la célula.
1668
Se proclama la independencia de Portugal.
1685
Nacimiento del compositor alemán George F. Häendel
Nacimiento de Juan Sebastián Bach, notable músico alemán.
1687
Newton postula el principio de la gravitación universal.
1690
John Locke, pensador británico fundador del empirismo, publica Ensayo sobre
el entendimiento humano.
1700- 15
Guerra de Sucesión española. Felipe V de Borbón, rey de España.
1713
Se funda la Real Academia de la Lengua Española. Su lema: limpia, fija y da
esplendor a la lengua.
1727
Muere Isaac Newton, matemático, físico y astrónomo inglés, considerado el
científico más brillante de todos los tiempos.
1732
Nace el compositor austriaco Franz Joseph Haydn
1746
Nace el pintor español Francisco de Goya.
1755- 63
Guerra entre Inglaterra y Francia.
1756
Nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, notable compositor austriaco.
1769
James Watt inventa la máquina a vapor.
1770
Nace Ludwig van Beethoven, notable compositor alemán.
Fuente: HISTORIA UNIVERSAL: CRONOLOGÍA BÁSICA


HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL El ejército se puso contra Von Papen


HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
El ejército se puso contra Von Papen y Hindenburg apoyó a la institución armada. El canciller había sido depuesto y el Presidente pensó que libraba a Alemania de una guerra civil. El 2 de diciembre Kurt Von Schleicher fue nombrado canciller. El general llegaba a este alto puesto en la cumbre de la depresión. Estuvo 57 días en el puesto, en una época de odios e intrigas. Trató de que Hitler se uniera a su gobierno. Como no lo logró, trató de dividir al partido. Los nazis estaban en problemas económicos, no tenían fondos para pagar la nómina de miles de funcionarios, para los 2 millones de marcos que costaban las SA a la semana y debían las impresiones de los diarios.
En las elecciones en Turingia los nazis perdieron un 40 % de los votos. Sabían que nunca lograrían el poder mediante la votación.
Strasser discrepaba con Hitler en la forma de buscar el poder total. Le envió una carta renunciando, su principal seguidor desertaba.
Hitler se sintió traicionado. Pero se esforzó por cerrar en un círculo la lealtad al resto. El nuevo canciller estaba a punto de caer. No contaba con la mayoría del Reichstag. El 28 de enero presentó la dimisión a Hindenburg, quien le pidió a Von Papen que indagara la posibilidad de un gobierno encabezado por Hitler en términos constitucionales. Mientras los nazis celebraban, corrió el rumor de que se estaba preparando una dictadura militar. Goering le fue a avisar a Hindenburg y a Von
Papen, mientras Hitler ponía en estado de alarma a la SA en Berlín.
Se nombró Ministro de Defensa a Blomberg el 30 de enero de 1933. El gabinete de Hitler se había constituido y fue nombrado canciller.
Los nazis eran minoría. Tenían 3 de 11 puestos del gabinete. Los ministerios importantes, los tenían los conservadores que creían estar usando a los nazis para sus fines. Nadie comprendió en ese momento las fuerzas que se estaban ayudando a encumbrar a las alturas.
Los alemanes impusieron la tiranía nazi a sí mismos.
El error: no oponerse unidos a Hitler. Al mediodía del 30 de enero de 1933, el Presidente nombró canciller a Hitler. Su poder, aunque grande, no era completo. Su tarea inmediata: eliminar a quienes le quitaban parte del poder. Con ese elemento llevaría a cabo su revolución nazi.
A las 5 horas hizo el primer consejo de ministros. Ayudado por Goering empezó a obligar a sus colegas conservadores para que le siguieran la corriente. Mandó a Goering a hablar con los centristas, que tenían 70 escaños en el Reichstag. Como ponían condiciones, Goering propuso disolver el Reichstag y llamar a elecciones. Hitler dio su aprobación. Fue a hablar con ellos y luego dijo que los del centro hacían peticiones imposibles de aceptar y que no había posibilidad de acuerdo. Pidió al Presidente que disolviera el Reichstag y llamara a elecciones, él aseguró que no haría cambios en el gabinete. El 5 de marzo hubo nuevas elecciones. Los nazis usaron vastos recursos del gobierno para acumular votos. Tenían la radio y la prensa a su disposición, por lo que pusieron en escena una obra maestra de propaganda.
Invitaron a magnates a ayudarlos económicamente. Hitler suprimió las reuniones y la prensa comunista. Goering fue nombrado ministro del Interior de Prusia. Expulsó a los oficiales republicanos y los reemplazó por nazis, sobre todo oficiales de la SA y la SS. Ordenó a la policía evitar hostilidades entre estas dos fuerzas. Invitó a eliminar a todos los que se opusieran a Hitler.
Fuente: HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

© 2000 - 2003 La Segunda Guerra Mundial

La Europa Feudal ASPECTOS POLÍTICOS

La Europa Feudal
ASPECTOS POLÍTICOS.  Frente a la descomposición política general, sólo instituciones van a intentar restaurar la idea de Imperio desde presupuestos feudales: el Sacro Imperio - restaurado en Alemania por los otones - y la Iglesia Católica. El enfrentamiento entre ambas entidades habría de surgir al no estar deslindado el campo de actuación - temporal o espiritual - que correspondía a cada una de ellas.

    La Iglesia no logró sustraerse a la feudalización. Había obispados y abadías que eran grandes feudos, cuya investidura otorgaba el príncipe. Obispos y abades eran, por tanto, vasallos de los reyes, con todas las obligaciones de fidelidad y de prestaciones antes señaladas. Los grandes señores disponían a su antojo de las sedes episcopales y abadías y las concedían al mejor postor (simonía) que le garantizase su fidelidad. Era lo que se ha llamado el derecho de investidura.

    La Iglesia no podía tolerar este estado de cosas, y - tras la profunda decadencia del siglo X, «siglo de hierro del Papado» -, en el siglo XI, una serie de enérgicos pontífices van a intentar una profunda reforma no sólo en lo espiritual (prohibición del nicolaísmo o matrimonio de los sacerdotes), sino también en lo temporal (prohibición de la simonía o compra de obispados o abadías), condenando con la pena de excomunión a los laicos que concedan beneficios eclesiásticos. La elección de Papa deja de ser una lucha de influencias entre las más importantes familias, al lograr Nicolás II, en 1059, que el Papa sea elegido solamente por los cardenales mediante voto secreto. Evidentemente, las medidas en contra de la simonía iban a enfrentar a la Iglesia con los poderes temporales. Los emperadores alemanes se niegan a renunciar al derecho de investidura, ya que, al otorgar el feudo a un eclesiástico, éste revertía a la corona en caso de muerte, pues los concedidos a laicos eran hereditarios.

    El punto culminante de la lucha entre los dos poderes se produce cuando se enfrentan ideológicamente el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Enrique IV, con el pontífice Gregorio VII. El pontífice, en el año 1075, publica el Dictatus Papae, en el que, entre otras medidas, condenaba la investidura laica, afirma el absolutismo pontificio en el gobierno de la Iglesia y la supremacía del poder espiritual del Papa sobre el temporal del Emperador. Enrique IV depone al Papa y nombra un antipapa. El pontífice responde a la provocación excomulgando al Emperador. Finalmente, pudo verse cómo el peso de una excomunión pontificia podía hacer tambalear a un Emperador. Enrique IV se ve obligado a implorar el perdón papal en Canossa, pues sus súbditos se habían declarado en rebeldía por el peso de la excomunión, y estaban dispuestos a elegir a otro Emperador.

    El prestigio del Papado fue creciente desde entonces, paralelo a la decadencia de la institución imperial. Cuando, en el año 1095, el Papa Urbano II predique en Clermont Ferrand la Primera Cruzada, sin participación de ningún soberano, la respuesta positiva y entusiasta de la Cristiandad demostrará el arraigo adquirido por los pontífices, jefes absolutos de una Iglesia reformada, depurada y centralizada, cuya autoridad es reconocida por reyes y señores feudales sin discusión.

    A la vista de los resultados puede concluirse que la lucha de las investiduras fue la manifestación aparente de un problema más profundo: el de las relaciones de supremacía entre el poder temporal y espiritual que Occidente no había logrado resolver como Bizancio (reunión en manos del Emperador de ambos poderes). Era, en definitiva, la lucha por el «dominium mundi» entre dos ideas contrapuestas: césaro-papismo y teocracia.

Fuente: Enciclopedia Temática Lafer

Entrada destacada