LA GUERRA DE LOS CIEN AÑOS.

Resultado de imagen para LA GUERRA DE LOS CIEN AÑOS.   Resultado de imagen para LA GUERRA DE LOS CIEN AÑOS.

LA GUERRA DE LOS CIEN AÑOS. La crisis política provoca el enfrentamiento de dos principios antagónicos: feudalismo y monarquía autoritaria. Si el fenómeno había de producirse en la mayor parte de los países, en Francia e Inglaterra iba a adquirir rango de conflicto internacional en la llamada guerra de los Cien Años (1337-1453).

    A la muerte del Rey francés Carlos IV, dos candidatos se disputan el Trono: Felipe de Valois y el Rey de Inglaterra, Eduardo III. Felipe de Valois será nombrado Rey por los nobles franceses, con el título de Felipe VI.

    Las causas de la guerra se hicieron manifiestas: el descontento de la monarquía inglesa ante la ayuda que Francia prestaba a Escocia en su lucha contra Inglaterra y por el viejo problema feudal de que el Rey de Inglaterra fuese vasallo del Rey de Francia, al tener importantes posesiones en este país. Estas serían las motivaciones de tipo político, a las que hay que sumar las de carácter económico, la principal de las cuales era la disputa del mercado lanero de Flandes, que pertenecía a Francia pero que estaba vinculado a Inglaterra por fuertes lazos económicos como suministrador de lanas para la industria textil británica.

    La guerra habría de desarrollarse en dos grandes fases:

    La primera (1337-1375), tras la victoria naval inglesa en la batalla de la Esclusa, los infantes y arqueros británicos derrotan a la caballería medieval francesa en Crecy y Poitiers.

    Durante este período, ambas monarquías pasan agudas crisis: peste negra, revueltas de los campesinos (Jacquerie, Walt Tyler), descontento de la burguesía (Etienne Marcel), luchas entre las familias nobiliarias (Borgoñones Armagnac).

    La segunda fase (1415-1453) dio comienzo con la llegada al Trono inglés de una nueva dinastía: la Lancaster. El Rey inglés, Enrique V, pasó de nuevo al ataque, obteniendo la resonante victoria de Azincourt, que le permitió firmar la ventajosa Paz de Troyes, en la cual obtenía la regencia y herencia del Trono francés. Cuando la situación parecía más crítica para Francia, aparece la figura legendaria de Juana de Arco, que representaba el nacimiento del sentimiento nacional francés. Con su ayuda, Carlos VII logra recuperar los territorios perdidos: París, Normandía y Guyena. La Paz de Picquigny (1475) liquidaría definitivamente el conflicto.

    Las consecuencias de la guerra habrían de ser grandes para ambos reinos. En el país galo, de la mano de Juana de Arco, surge el nacionalismo francés. También la guerra había contribuido a arruinar a la nobleza feudal, con lo que va a darse un fortalecimiento de autoritarismo regio: Carlos VII establece impuestos permanentes y Luis XI prosigue la obra de reconstrucción interior.

    En Inglaterra, la derrota había desprestigiado a la casa de Lancaster, con lo que el conflicto que mantenía con la casa de York va a agravarse. Es la llamada guerra de las Dos Rosas, que permitiría la subida al Trono del primer monarca Tudor, Enrique VII, que refuerza su absolutismo tras la ruina de la nobleza en la contienda civil.

Fuente: Enciclopedia Temática Lafer

LA PENÍNSULA IBÉRICA.

Resultado de imagen para LA PENÍNSULA IBÉRICA.

LA PENÍNSULA IBÉRICA.  Hemos visto la evolución hacia la monarquía autoritaria de Francia e Inglaterra. Por lo que a la Península Ibérica se refiere, los cinco reinos habían dirigido sus miras hacia políticas contrapuestas.

    La Corona de Aragón había finalizado tempranamente su expansión peninsular contra el Islam: Jaime I el Conquistador ocupaba las Baleares (1229-1235) y Valencia (1238), y sus sucesores en el siglo XIV ocuparon Alicante. Aragón tenía las manos libres para embarcarse en la aventura de su expansión mediterránea. Desde finales del siglo XIII, aprovechando su desarrollo industrial, los comerciantes valencianos, catalanes y mallorquines establecen consulados mercantiles en las ciudades más importantes del Mediterráneo, en donde practican un comercio con la seda, especias y azúcar de Oriente. Se construyó una potente flota para luchar contra la rivalidad de las ciudades de Venecia, Pisa, Génova y Marsella. Los monarcas se vieron obligados, dado el apoyo que recibían de esta burguesía comercial, a consolidar, mediante el dominio político, estos logros económicos. Pedro III (hijo de Jaime I), aprovechando disputas internas en Sicilia, ocupó la isla (1282); sus sucesores corroboraron la supremacía de la Corona de Aragón en el Mediterráneo al ocupar Cerdeña (1323-1324). Poco tiempo antes, los mercenarios almogavares crearon en el corazón del Imperio Bizantino un Estado feudal, los ducados de Atenas y Neopatria (1311). Durante el siglo XIV, estas conquistas se acrecientan y se consolidan, y la Corona de Aragón continuo siendo una importante potencia político-militar en todo el Mediterráneo. La economía del reino va a ser eminentemente de carácter comercial, mientras que la castellana, por la contra, será fundamentalmente agropecuaria.

    En Castilla, Fernando III el Santo (1217-1252) logró la unificación definitiva de Castilla y León, a la vez que realizó importantes conquistas en el valle del Guadalquivir (Córdoba, Jaén, Sevilla, Cádiz). Su heredero, el príncipe Alfonso (futuro Alfonso X el Sabio), ocupa Murcia (1246), donde coincide con las tropas aragonesas. La conquista del valle del Guadalquivir - como antes había ocurrido en otras zonas de la Meseta Sur y Extremadura - permitió conceder a las Órdenes Militares, a la Iglesia y a la nobleza grandes extensiones de tierra (latifundios), que configuraron la orientación agrícola y ganadera de la economía del reino.

    Navarra está vinculada en estos momentos a las dinastías francesas de Champagne y Evreux, y mantendrá su independencia hasta el año 1512, en que será definitivamente anexionada a la Corona de Castilla.

    Portugal consolida su independencia en Aljubarrota (1385), tras derrotar a las tropas castellanas el monarca Juan I, con el que se asienta una nueva dinastía, la de Avís. Tras el triunfo de la revolución burguesa a finales del siglo XIV, Portugal va a orientarse hacia empresas marineras, que, siguiendo la costa africana, le llevarán a la India (Vasco de Gama, 1497).

    En el Sur de la Península se mantiene durante más de doscientos años el reino nazarita de Granada, hasta su definitiva conquista, en el año 1492, por los Reyes Católicos.

    El matrimonio de Isabel I de Castilla con Fernando 11 de Aragón (1469) unificó ambos reinos, y tras el dominio de Granada, la anexión de Navarra y el descubrimiento de América, España queda configurada como primera potencia europea y mundial.

Fuente: Enciclopedia Temática Lafer

EL CISMA DE OCCIDENTE

EL CISMA DE OCCIDENTE.  Si durante el siglo XIII el Papado pretendió ejercer sobre la Cristiandad una dirección no sólo espiritual, sino también temporal, en el siglo XIV las críticas contra el Papado iban a aumentar, y el renacer del derecho romano daba a los reyes argumentos para fortalecer la institución monárquica.

    La inseguridad de una Italia dividida provoca que entre los años 1305 y 1378 el Papado se instale en Avignon, lo que suponía una cierta sumisión a la autoridad del Rey francés. En esta ciudad, el Papado realiza una labor de reorganización administrativa, multiplicando los impuestos sobre el clero, lo que había de permitirle acumular una inmensa fortuna, que no siempre se empleaba para el bien de la Iglesia, sino también en una serie de lujos y ostentaciones. Por otra parte, se acusó al Papado de haber apoyado a la monarquía francesa contra la inglesa en la guerra de los Cien Años.

    A la muerte de Gregorio XI - que ya había trasladado la sede a Roma - se elige como sucesor a un Papa italiano (1378), pero el clero francés no estuvo de acuerdo y eligió a su vez a un Papa francés, que se instaló en Avignon. El cisma de Occidente había comenzado (1378-1417). Ambos Papas se excomulgaron y la Cristiandad se dividió.

    En 1409 se reúne el Concilio de Pisa con el fin de solucionar el problema: se destituye a los dos Papas existentes y se nombra a uno nuevo. Tanto Roma como Avignon no aceptaron la solución, y el problema se agravó, pues en lugar de dos, había ahora tres Papas.

    Con el Concilio de Costanza (1417), el problema se soluciona al ser elegido Papa Martín V. Se daba a la Iglesia una organización más democrática y se sometía al Papa a la autoridad de los Concilios, lo que era contrario a la naturaleza de la Iglesia. Finalmente logró abolirse esta supremacía conciliar.

    Los resultados del cisma fueron realmente importantes, pues, junto a un evidente desprestigio de la autoridad papal, surgen multiplicidad de herejías, que criticaban los abusos eclesiásticos; se da un gran impulso a la creación de Iglesias nacionales, se plantea la necesidad de una profunda reforma en la Iglesia, con el retorno a los principios de la Iglesia primitiva, un acercamiento a los principios evangélicos, se rechaza la jerarquía y el ritualismo. Con todo, lo más importante habría de ser que cada nuevo Estado habría de crear su Iglesia nacional, que si en teoría obedecía los dictados de Roma, en la práctica estaba fuertemente controlada por los monarcas autoritarios, que lograrían privilegios de designación de los obispos en su país y que la Iglesia fuese uno de los sostenes de su actuación política. El Gobierno teocrático de Roma había terminado, y ya durante el siglo XV, el Papado se ve obligado a suscribir una serie de Concordatos que dilucidarán claramente las funciones de la Iglesia en las nuevas naciones.

Fuente: Enciclopedia Temática Lafer

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL Rommel, el héroe de África,

Resultado de imagen para segunda guerra mundial

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
Rommel, el héroe de África, se suicidó y Hitler ya no confiaba en nadie. La URSS venció a los alemanes en 1944. Se liberó Leningrado. En mayo, Hitler ordenó la retirada de Rusia. Los soviéticos persiguieron a los alemanes y tomaron Albania. El 19 de agosto estalló en París un alzamiento armado. Hitler ordenó quemar la ciudad, pero el comandante de la guarnición desobedeció. El 25 de agosto, se rindió al general Leclerc. Tras cuatro años de ocupación, París era libre. Horas después, de Gaulle era aclamado, su comité de liberación nacional se había autoproclamado gobierno provisional de Francia. La República no ha dejado de existir, dijo.
Acusaron y juzgaron a los colaboracionistas de alemanes. Nueve mil ciudadanos fueron
ejecutados por sumario y setecientas tras un juicio. La traición fue castigada.
El 5 de junio, los aliados entraron a Roma. Las multitudes aclamaron a los soldados. Florencia permaneció bajo el dominio alemán hasta agosto. Durante cinco años de ocupación alemana, se asesinó al veinte por ciento de la población polaca. A finales de julio de 1944 las fuerzas soviéticas llegaron a las afueras de Varsovia. El 1 de agosto, el ejército rebelde polaco se rebeló contra los alemanes. A los pocos días habían recuperado la ciudad. El ejército rojo se detuvo y los alemanes atacaron Varsovia. Los polacos resistieron sesenta y tres días antes de rendirse. Doscientos mil habitantes murieron, la ciudad estaba en ruinas.
El 18 de octubre, Hitler ordenó el reclutamiento de todos los hombres sanos entre 16 y 60 años. En diciembre lanzó una ofensiva masiva. Invadió Luxemburgo y Bélgica, rodeando a divisiones americanas. El 23 de diciembre, miles de aviones aliados bombardearon a los soldados alemanes y sus vías de suministro. Patton liberó Bastogne.
El 3 de enero del 45, las fuerzas aliadas en tierra contraatacaron. Cinco días después, los
alemanes congelados y tristes se retiraron. Murieron ciento veinte mil. En otro frente, el 20 de octubre de 1944, cien mil soldados norteamericanos desembarcaron en la Isla Filipina para establecer una base desde donde recuperar todo ese país. La batalla de tres días fue el mayor encuentro naval de la historia. Japón perdió 36 barcos y la batalla terminó con la armada imperial. En esta ocasión aparecieron los ataques kamikaze, pilotos suicidas que intentaban hundir los barcos estrellándose contra ellos. El 3 de marzo cayó Manila. Los japoneses perdían las Filipinas y, en febrero, las islas Marshall. En abril, los aliados desembarcaban en Nueva Guinea. En junio, los norteamericanos invadieron Saipan, islas Marinas. Guam cayó en agosto.
Los alemanes ocuparon Hungría en marzo de 1944. Seis años antes, las autoridades húngaras se negaron a deportar judíos a los campos de concentración. Los nazis pusieron entonces un gobierno títere y los judíos de Hungría fueron despojados de sus propiedades, obligados a llevar la estrella amarilla y condenados a guetos antes de ser enviados a campos de concentración. Cuatrocientos treinta y cuatro mil judíos fueron llevados a Auschwitz, la mayoría terminó en la cámara de gas.
Cuando el ejército rojo invadió Hungría en 1945 y capturó a los soldados alemanes. De 750 mil judíos, habían sido asesinados 550 mil.
El 30 de abril de 1945, Hitler se suicida en su búnker en Berlín, invadido por las tropas rusas. El 7 de mayo en Reims, y al día siguiente en Berlín, generales alemanes firman la capitulación sin condiciones de todos los ejércitos del Reich Aleman.
La guerra aún continuaba en el Pacífico. El 6 de agosto, un bombardero estadounidense arroja sobre Hiroshima la primera bomba atómica de la Historia, que destruye por completo la ciudad y se lleva la vida de 250.000 seres humanos. El 9 de agosto, se arroja una segunda bomba atómica sobre Nagasaki. El 14 de agosto de 1945, el gobierno japonés se rinde incondicionalmente.
Costes y consecuencias de la guerra
Con la capitulación japonesa, el mundo inició una nueva etapa a la que llegaba con un espectacular cambio de panorama respecto a la situación de 1939. En 1945, el mundo tenía abiertas graves heridas, la posición de cada uno de los principales componentes de la comunidad internacional era distinta y ésta pretendía organizarse de acuerdo con reglas nuevas.
La cifra de muertos como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial no puede determinarse de forma absolutamente precisa pero es muy posible que llegase a alcanzar los 60 millones de personas, al menos cuatro veces más que el número de muertos producidos durante el conflicto de 1914-1918. Como es lógico, este balance debe ponerse en relación con la potencia destructiva de las armas y el carácter de guerra total que tuvo desde el mismo momento de su iniciación o en un momento inmediatamente posterior.
Si se examinan esas cifras contabilizándolas por naciones, el resultado puede parecer algo sorprendente porque alguno de los vencedores cuenta entre quienes más padecieron en el conflicto. La cifra de ciudadanos de la URSS muertos como consecuencia de la guerra se eleva a 20 millones de personas (y quizá incluso un 25% más) de los que tan sólo un tercio serían militares. Porcentualmente, esa cifra supondría al menos el 10% del total de los habitantes de la URSS, pero en el caso de Polonia los seis millones de muertos representan todavía una cifra muy superior, el 15%. En esos porcentajes se incluye la población judía de ambos países. El tercer lugar en el grado de sufrimiento producido por la guerra corresponde a Yugoslavia, cuyo número de muertos (de un millón y medio a dos) derivó de la existencia de una guerra civil en la que el componente étnico jugó un papel primordial.
Estos tres países pueden ser considerados entre aquellos que resultaron vencedores en la guerra. Los demás que se alinearon en ese mismo bando tuvieron un número mucho más reducido de muertos. Francia, ocupada en su totalidad por los alemanes, experimentó 600.000 muertos, mientras que Gran Bretaña sufrió 500.000 pérdidas. La gran diferencia respecto a los padecimientos de la Primera Guerra Mundial de estos dos países radica en el número de muertos civiles. Gran Bretaña, que no los tuvo en 1914-1918, ahora, en cambio, padeció unos 60.000 como consecuencia de los bombardeos. Del conjunto de los aliados, los Estados Unidos resultaron ser los mejores parados, con 300.000 muertos, todos ellos militares.
De los países vencidos en la contienda, el mayor número de muertos le correspondió a
Alemania, con algo menos de cinco millones. El peso del Ejército en este número de bajas se aprecia en el hecho de que existió durante mucho tiempo un mayor número de mujeres que hombres en Alemania (todavía en 1960 existían 126 mujeres por cada 100 hombres). Dos millones de japoneses murieron como consecuencia de la guerra, una cifra inferior también en términos porcentuales. La población civil japonesa tan sólo padeció la guerra en los meses finales de la misma.
Fuente: HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
© 2000 - 2003 La Segunda Guerra Mundial


HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 1942

Resultado de imagen para HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 1942   Resultado de imagen para HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL 1942

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
1942
Durante la primavera de 1942, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y Japón libraron dos batallas épicas que cambiaron el curso de la Segunda Guerra. Victorias en el mar de Coral y de Midway dieron ventaja a los aliados en el Pacífico. Ese mismo año los japoneses arrollaron el sudeste asiático. Durante el respiro alemán en cielos británicos, Gran Bretaña había fortalecido sus defensas aéreas y escuadrones de bombarderos.
En abril de 1942, EEUU bombardeó Tokio en venganza por Pearl Harbor. Dieciséis aviones atacaron y ninguno volvió.
El 20 de enero de 1942, los altos mandos nazis se reunieron para discutir la solución final al problema judío. El genocidio no había sido organizado bien. Los grupos de trabajo mataban a miles de judíos en Polonia y la URSS, pero se necesitaba gran cantidad de hombres y municiones. Los soldados sufrían ataques de nervios.
La mayoría de los judíos habían sido enviados a guetos o a campos de concentración, pero no estaba decidido el destino final. Se resolvió mandarlos a todos hacia los campos en países del este, los sanos serían esclavizados. Se necesitaba obreros para la guerra. Además, implicaba que muchos desaparecerían por causas naturales. Pronto, los judíos y otros indeseables morirían en cámaras de gas en los campos. Tres mil judíos murieron en esos lugares.
Durante 1942, las tropas de Rommel en África fueron presionadas.
El 27 de mayo de 1942, tres combatientes de la resistencia checa atacaron con una bomba a Heydrich, segundo SS, en Praga. Se produjeron represalias alemanas: asesinaron a varios centenares de judíos y allanaron hogares matando a familias enteras acusadas de colaborar con los asesinos. El 9 de junio, todos los hombres de Lídice mayores de quince años fueron arrestados y ejecutados en grupos de a diez.
Mujeres y niños fueron enviados a campos de concentración. Mientras, en Francia, Petain construyó el régimen de Vichy según directrices fascistas. Promulgó leyes antisemitas y encarceló disidentes. En julio, trece mil mujeres y niños judíos fueron reunidos en un estadio deportivo de París en espera del destino final.
1943
En enero, cincuenta alemanes fueron asesinados en el gueto de Varsovia, mientras arrestaban a las víctimas para enviarlos a campos de concentración. Murieron mil judíos. El 19 de abril, llegaron dos mil soldados alemanes para deportar a sesenta mil judíos que quedaban en el gueto. Algunos combatientes resistieron durante semanas y lograron matar a unos cientos de nazis. El 8 de mayo se rindieron, la mayoría fueron asesinados o traicionados. El gueto fue extinguido.
Este año, Hitler intentó una contraofensiva en Rusia, pero los soviéticos resistieron. El Führer ordenó el alto al fuego el 17 de julio pero los soviéticos siguieron presionando. El 7 de mayo, el general Alexander comunicaba que había cesado toda resistencia al norte de África. Dos días después, los alemanes se rindieron. Cuando Rommel pidió a Hitler que dejara África, éste lo relevó.
Los aliados invadieron Italia en julio de 1943. Cien mil soldados del eje habían escapado. Mussolini acababa de ser depuesto. Los comandos nazis rescataron a los alemanes y pusieron resistencia a los aliados en Italia. A finales de año, De Gaulle tomó el liderazgo de la resistencia francesa contra los alemanes. Este año Gran Bretaña dirigió tropas en Birmania tras los japoneses y Checoslovaquia firma un pacto con Rusia contra Alemania. Así se convertirían en aliados de post guerra. Sin darse cuenta el país invadido por los nazis se convirtió en el primer ladrillo de un muro que los soviéticos levantarían entre ellos y occidente. Einsehower, comandante de las fuerzas americanas en Europa, comenzó en diciembre de 1943 a planear la invasión de Normandía. También obtuvo triunfos en África, Sicilia e Italia. Después que EEUU entró en la guerra, Hitler tomó el mando militar en persona.
Tomaba decisiones irracionales. Ordenó a sus soldados resistir al ataque soviético de más de cinco millones de soldados. Fueron aplastados. En el verano y el otoño del 43, los ataques aliados mataron a cuarenta mil personas en los bombardeos de Ruhr, Hamburgo y Berlín.
1944 - 1945
El día D fue la mayor invasión marítima de la historia. Participaron dos mil barcos, cuatro mil lanchas y once mil aviones.
Soldados aliados cruzaban el canal de la Mancha hacia Normandía el 6 de junio de 1944. La operación era reconquistar el norte de Europa tras cuatro años de dominio nazi. A las 6:30 am., ciento cincuenta mil hombres (entre soldados americanos, británicos y canadienses, bajo las órdenes de Montgomery) empezaron a abarrotar las playas. Cuando comenzó el ataque, Hitler pensó que era un simulacro y retuvo fuerzas para el ataque real. Los invasores se repartieron rápidamente, casi no encontraron resistencia.
A mediados de agosto, los aliados ya tenían Normandía y atravesaban Francia. El aparato de guerra nazi comenzaba a fallar. A mediados del 44,la ofensiva aérea de los aliados había conseguido minar la producción alemana de aviones y combustible, en contraste con los británicos que producían gran cantidad de aeroplanos.
Los alemanes desarrollaron armas secretas: las bombas volantes. La primera fue la V-1, que alcanzaron a Gran Bretaña en junio. Lograron matar a más de cinco mil personas. En julio, un grupo de oficiales y civiles alemanes, consternados por las derrotas en el campo de batalla y por las atrocidades cometidas, intentaron dar un golpe. Pusieron una bomba en el cuartel de Hitler en Prusia, donde resultó herido levemente. Los ocho golpistas fueron estrangulados y colgados en ganchos de carne. Otras cinco mil personas fueron ejecutadas. La segunda arma secreta fue la V-2. En Septiembre de 1944, los alemanes lanzaron la primera V-2.

Fuente: HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

© 2000 - 2003 La Segunda Guerra Mundial

Entrada destacada