Mesopotania - ARTE Y CULTURA



 Mesopotania

 ARTE Y CULTURA.  La endeblez de los materiales arquitectónicos ha impedido la buena conservación de las construcciones al servicio, como todo el arte, del Rey y la religión. Los palacios semejan sólidas ciudadelas y cuentan, al igual que los templos, con varias habitaciones agrupadas en torno a un patio central; en el templo aparece siempre el zigurat o torre escalonada. La utilización del ladrillo permite ensayar en las construcciones dos formas arquitectónicas de gran desarrollo posterior: la bóveda y el arco. El revestimiento del ladrillo favoreció el desarrollo de magníficos bajorrelieves en piedra y el de la técnica de los azulejos.

    Conocían un tipo de escritura original, el cuneiforme; utilizaban un sistema de numeración y medición avanzado y progresaron en astronomía como consecuencia de la práctica de la astrología.
Fuente: Enciclopedia Lafer

PERSIA GENERALIDADES.



PERSIA

    GENERALIDADES.  El Imperio Persa, constituido hacia el 550 a. de C. en la meseta del Irán por Ciro, era un conglomerado de distintas culturas y pueblos que llegó a dominar Egipto y Mesopotamia. El poder, de origen divino, era detentado de manera despótica y absoluta por el Rey, rodeado en su palacio de gran suntuosidad y de innumerables cortesanos y servidores. Gobernaba a través de los sátrapas, vigilaba la gestión de los funcionarios mediante multitud de emisarios y disponía para la seguridad del Imperio de un numeroso ejército. Para poder mantener esta magnífica fastuosidad de la corte contaba con multitud de impuestos.
Fuente: Enciclopedia Lafer

Mesopotania RELIGIÓN.


 Mesopotania

 
 RELIGIÓN.  Es un tanto opresiva y está dominada por cierto fatalismo que se plasma en la obediencia ciega al orden establecido por los dioses, considerado como el mejor, y en la interpretación de los grandes desastres, recogidos en los mitos, como castigos de la divinidad; se aprecia un pesimismo respecto al más allá, del que se tiene una idea un tanto tenebrosa. Cada ciudad tiene su dios, que es fuente de derecho y autoridad. Existe una interpretación cosmogónica del mundo, adorándose a las fuerzas de la naturaleza y los astros, con gran desarrollo de la magia, la adivinación y la astrología propiciado por el intenso sentimiento de inseguridad colectiva.
Fuente: Enciclopedia Lafer

MESOPOTAMIA - INSTITUCIONES



MESOPOTAMIA

    INSTITUCIONES.  Está formada también por tierras de aluvión depositadas por el Éufrates y el Tigris que, tras un esfuerzo de control de agua, aprovechamiento y drenaje, se convirtieron en campos muy fértiles con consecuencias socioeconómicas y políticas parecidas a las de Egipto. Frente a la unidad que, en general, impera en Egipto, en Mesopotamia se observa mayor tendencia a la fragmentación, aunque a veces se logra la unidad - Imperio babilónico o Imperio asirio - alentada por la aspiración a la supremacía de diversas ciudades - Sumer, Acad, Babilonia, Assur - verdaderos núcleos urbanos con desarrollo artesanal, bien defendidos y rodeados de tierras cultivadas, en los que aparece ya la escritura. Inicialmente, su eje económico, político y religioso era el templo, dueño de tierras y rebaños.

    El Sumo Sacerdote era a la vez máxima autoridad política y religiosa de la ciudad y administrador de las fabulosas riquezas del templo que, a través de los sacerdotes, controlaba y organizaba todo el mecanismo de producción. En este último participan los artesanos especialistas, que muchas veces utilizaban materias primas que había que importar, a cambio de los excedentes almacenados en el templo y otros hombres libres que trabajaban la tierra. Existían igualmente propietarios particulares que debían colaborar, como aportación a la comunidad, en la construcción y mantenimiento de los canales de riego.

    A partir del tercer milenio aparece un nuevo tipo de autoridad - el ensí - que se situó por encima de la sacerdotal. Su origen hay que buscarlo, probablemente, en las necesidades de defensa que obligaron a la formación de un ejército fuerte, cuyo jefe se constituyó en autoridad máxima. Era misión suya velar por la ciudad, el templo y los canales que irrigaban los campos; poseía gran cantidad de tierras que servían para satisfacer sus propias necesidades, las de su familia, las de los altos funcionarios y las de todos los servidores y soldados. La creación de un ejército poderoso fue cobrando importancia creciente por ser garantía de seguridad y esperanza de dominio sobre las demás ciudades, que posibilitaría la formación de poderosos imperios dotados de una compleja, pero bien trabada, administración con sus gobernadores, escribas, etc.

    El Código de Hammurabi es un documento primordial para conocer la organización social, más abierta, por lo general, que la egipcia. La clase elevada gozaba de ciertos privilegios legales y estaba formada por altos funcionarios del Rey, sacerdotes, grandes propietarios y también ricos mercaderes, pues no hay que olvidar la importancia creciente en el Oriente Medio del comercio, que creara una clase de activos comerciantes, dueños de diversos almacenes en los que se acumulan abundantes riquezas y productos que eran objeto de transacción. Lo que podíamos llamar la clase media la integraban los hombres libres, legalmente peor considerados que los anteriores. Los esclavos eran de dos tipos: gentes que habían perdido la libertad, normalmente por impago de deudas, pero que gozaban de ciertos derechos, y los sin ningún derecho, casi siempre enemigos y prisioneros que realizaban los trabajos más penosos.

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL



HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

¿Qué aprendió tan importante? La monarquía del Danubio agonizaba. Durante siglos una
minoría germano-austríaca había gobernado un imperio formado por 12 nacionalidades diferentes.
Desde 1848 la autoridad se había ido debilitando. A comienzos del siglo XX los pueblos eslavos
pedían igualdad y autonomía nacional. Las clases bajas reclamaban derecho a voto, los
trabajadores pedían sindicatos y derecho a huelga. Hitler, joven y fanático nacionalista austrogermano, era opuesto a estas evoluciones. Para él, el imperio se hundía en un pantano. Podía salvarse sólo si la raza germana dominante recobraba la antigua y absoluta autoridad. Otras razas, para él, sobre todo los eslavos, eran inferiores. Había que gobernar con mano de hierro y dejarse de tonteras democráticas. En los comedores de caridad comenzó a gestarse una astucia política que le permitió ver con asombrosa claridad las fuerzas y debilidades de los movimientos políticos contemporáneos. Hitler se dio cuenta de la importancia de la oratoria en la política. Los oradores públicos eran efectivos. Escribió: "la fuerza que mueve avalanchas políticas y religiosas es el mágico poder de la palabra hablada y sólo eso. Las grandes masas de gente pueden ser movidas
solamente por el poder de los discursos. Todos los grandes movimientos son movimientos
populares, erupciones volcánicas de las pasiones y de los sentimientos emocionales humanos,
fomentados bien por crueles dioses del dolor o por la antorcha de la palabra arrojada entre las
masas, no por chorros de limonada de los estetas literarios y de los héroes de salón".
Comenzó a practicar oratoria entre los grupos de oyentes que formó en las posadas de baja
categoría, comedores de beneficencia y en las esquinas. Se convertiría en un talentoso orador,
más que ningún otro alemán de la época, lo que contribuyó en gran parte a su asombroso éxito.
Según sus amigos, desde la escuela era antisemita.
En Viena vivían unos 200 mil judíos. Hitler se preguntó si eran alemanes. Comenzó a leer
literatura antisemita. Dice que empezó a ver judíos por todas partes "a menudo sufrí náuseas al
oler a estos portadores de caftan". Poco después, dice, descubrió la mancha moral de este pueblo
elegido. Aseguró que los judíos eran responsables de la mayor parte de la prostitución y trata de
blancas. "Reconocí al judío como el director calculador, desvergonzado y sin corazón de este
repugnante tráfico del vicio entre la gente baja de la gran ciudad, un frío estremecimiento me
recorrió la espalda". Mi Lucha, su libro, está sembrado de alusiones espeluznantes a extraños
judíos que seducían a inocentes muchachas cristianas y así adulteraban su sangre. En 1913
abandonó Viena y se fue a Alemania, tenía 24 años. Parecía un fracasado: ni pintor ni arquitecto.
Era un vagabundo excéntrico, lleno de libros, sin amigos, familia, trabajo ni hogar, pero con una
ilimitada confianza en sí mismo y un sentido ardiente de su misión. Le repugnaba el imperio de los
Habsburgo, el conglomerado de razas de la capital, sobre todo los judíos. Mezcla, según él, que
corroía a la cultura alemana. El verano de 1914 estalló la Primera Guerra Mundial. Comenzaba el
período más memorable de su vida. Lo hirió la derrota. El ejército alemán no había sido vencido en
el campo de batalla sino por traidores de la retaguardia. Así nació para Hitler, como para otros
alemanes, la leyenda de la puñalada por la espalda que ayudó a socavar la república de Weimar y
preparar el terreno para su llegada al poder. Ahí supo su destino: la política. Una decisión fatídica
para el mundo. ¿Qué posibilidades tenía un austríaco de 30 años, sin amigos, sin dinero, sin
trabajo ni experiencia?
Comenzó a servir para el ejército. Lo destinaron oficial instructor que debía combatir ideas
peligrosas: pacifismo, socialismo, democracia. Habló ante un gran auditorio y ése fue el comienzo
de una habilidad con la que se convirtió en orador efectivo, de mágico poder.
Utilizó la radio para ganarse a millones de oyentes. Le ordenaron investigar al partido político
obrero alemán. Hitler oyó una conferencia de Gottfried Feder y quedó impresionado. Vio el llamado de Feder a abolir las esclavitud capitalista, una de sus premisas esenciales para fundar el nuevo partido. Vio un poderoso slogan para la próxima lucha. Pensó que era una organización como tantas otras. Era época en que surgían muchos partidos políticos, no juzgó a éste diferente.
En esa charla, un profesor propuso que Baviera se separara de Prusia y se fundara Alemania del
Sur junto con Austria. Hitler se encolerizó y habló violentamente, la gente miró a este desconocido
y joven orador atónitamente. Hitler, luego, leyó un folleto del partido y vio reflejado en él gran parte de sus ideas. Recibió una postal en que se le anunciaba que había sido aceptado como miembro.
Fue a una reunión, el ansia de esos hombres de un nuevo movimiento lo atrajo. Pensó que podía
unirse a ellos, la insignificancia del partido podía darle la oportunidad a un joven enérgico como él.
Tomó la decisión más importante de su vida: se unió al partido. Necesitaban un jefe, qué mejor que un buen orador como Hitler. Se convirtió en íntimo consejero y fue presentado, entre otros, a RudolfHess y Alfred Rosenberg

1140 El poema de Mío Cid,



1140
El poema de Mío Cid, obra de carácter épico, inaugura la literatura castellana.
1189- 1192
Tercera Cruzada.
1198- 1216
Inocencio III, Papa.
1270
Ultima Cruzada.
1339- 1453
Guerra de los “cien años” entre Francia e Inglaterra.
1348
La peste negra produce miles de muertos en Europa.
1400
Nacimiento del pintor renacentista italiano Fra Angélico.
1445
Nace Sandro Botticelli, pintor renacentista italiano
1450
Johannes Gutenberg inventa la imprenta.
Imprenta del siglo XV
1451
En Florencia, Italia, nace Américo Vespucio, navegante que viajó cuatro veces
a las tierras descubiertas por Colón, levantando un mapa de ellas.
1452
Nace Leonardo da Vinci, genial pintor, escultor, arquitecto, literato, ingeniero y
científico italiano.
1453
Los turcos conquistan Constantinopla.

Apuntes para una historia universal



Apuntes para una historia universal
Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2

La edad oscura
Entre el 1 150 y el 500 a.n.e., después de la caída del mundo micénico durante el siglo XII a.n.e., la
sociedad griega entró en una nueva fase. El número y el tamaño de las ciudades disminuyeron, pequeñas aristocracias locales, proclives a la aventura y a las grandes proezas, reemplazaron a clase predominante de la sociedad micénica. Durante los siglos XII y VIII a.n.e., los griegos no produjeron registros escritos, tampoco sus aportes en el arte, ni en la arquitectura fueron significativos. La decadencia de la literatura, la riqueza y la urbanización, que caracterizó este período, fueron los elementos más censurados de aquella sociedad.
Aunque la sociedad griega no se produjo un gran arte y se dedicó al comercio disperso, fue muy estable.
El signo que indicó el fin de la era oscura fue el renacimiento del comercio hacia el 800 a.n.e. Varias ciudades del este y de la costa oeste de Asia Menor -el área llamada jónica- emergieron como centros comerciales. En el siglo VII a.n.e., se inventó la moneda acuñada en Asia Menor, probablemente en el reino de Lidia. El crecimiento del comercio favoreció la introducción de esta innovación.
El período de civilización de la Antigua Grecia - del 800 al 500 a.n.e. - presenta una inmensa
importancia histórica. En él, los griegos comenzaron a utilizar nuevamente la escritura, formaron nuevas instituciones políticas y desarrollaron diversas técnicas intelectuales para la investigación filosófica y científica.
La civilización griega clásica
El resurgimiento económico del siglo VIII a.n.e. condujo a los griegos, particularmente a los de Jonia, al reinicio de un contacto con las antiguas civilizaciones, establecidas en el Mediterráneo. Durante el siglo VIII a.n.e., los jonios adaptaron el alfabeto fenicio para escribir en griego. Con ello, devolvieron una vida civilizada al mundo griego. La nueva literatura sirvió a los intereses, tanto del comercio como de la poesía.
Asimismo, el crecimiento del comercio internacional condujo al establecimiento de enclaves de
mercaderes extranjeros en varias ciudades, la población urbana se hizo entonces mucho más variada y creció el intercambio de ideas y tradiciones entre individuos de diferentes culturas.
Obras tan conocidas como la Ilíada y la Odisea representan los resultados del cambio de las condiciones sociales en la Grecia del siglo VIII a.n.e. Homero compiló en estos trabajos muchas leyendas
file:///D|/Documentos%20de%20trabajo/Importantes/EBSCO%203/vol12_1_04/aci03104.htm (7 of 104)10/02/2005 7:47:40
Apuntes para una historia universal
conservadas en las comunidades aisladas, conectadas ahora por el comercio. Estas viejas historias
determinaron con posterioridad la perspectiva europea de la naturaleza y la condición humana.
Durante el siglo VII, los arquitectos desarrollaron la forma característica de los templos griegos del
período. Ellos construyeron estructuras oblongas sostenidas por pilares con figuras esculpidas. Las
primeras esculturas griegas tuvieron mucho de las egipcias pero hacia el siglo VI a.n.e., los griegos
crearon nuevas formas para representar las figuras humanas; aprendieron a moldear figuras humanas con un perfil completo, como no lo hacían los egipcios, y mostraron un interés creciente por la belleza del  cuerpo humano.
Hacia el 590 a.n.e., Solón de Atenas estableció leyes que redujeron el peso de la deuda de los pequeños granjeros y que prohibían la esclavitud por deudas. El código de Solón sobrevivió a un período de tiranía para formar la base de una nueva constitución ateniense a finales del siglo VI a.n.e. Durante el siglo VI a.n.e., los griegos comenzaron a prestarle atención a la cronología exacta de su historia y a desarrollar un modo formal y consciente de pensamiento acerca de la naturaleza de las cosas.
Fuente: Apuntes para una historia universal
Lic. Rubén Cañedo Andalia,1 Lic. Caridad Karell Marí2

Egipto - RELIGIÓN.



Egipto
RELIGIÓN.  Predomina una concepción antropomórfica de los dioses, representados normalmente en forma de animales, siendo frecuente la divinización y veneración de animales y otros elementos de la naturaleza, como el Sol, Ra, divinidad básica para una mentalidad agraria, pues sin él serían imposibles las cosechas. También era muy popular, por razones similares, Osiris que, de acuerdo con la leyenda, muerto y enterrado, era el símbolo de la semilla depositada en la tierra y renacido en su hijo Horus venía a significar el fruto que brotaba.

    Ahora bien, lo que más destaca es la profunda creencia en la vida de ultratumba, que se iniciaba con un juicio de gran trascendencia para los egipcios, el culto a los muertos, objeto de grandes cuidados como lo atestiguan los embalsamamientos y los sistemas de enterramientos que ciertamente, no hay que olvidarlo, no estaban al alcance de todos, aunque parece ser que a partir del Imperio Medio se democratizaron bastante. Uno de los documentos fundamentales que han llegado hasta nosotros es el llamado Libro de los muertos, testimonio de primera magnitud para quien quiera ahondar en la mentalidad egipcia, en sus categorías morales y en su fina sensibilidad respecto al más allá.
Fuente: Enciclopedia Lafer

Egipto - ARTE Y CIENCIA.


 

Egipto
ARTE Y CIENCIA.  El arte egipcio se distingue por su gran majestuosidad y solemnidad imbuidas por un profundo sentido religioso que queda patente en la arquitectura: templos, pirámides. Es un arte oficial y estrictamente dirigido, en el que los artistas son artesanos anónimos que se tienen que ajustar a normas preestablecidas, que condicionan cierta inalterabilidad de los modelos creados, rasgo distintivo de las manifestaciones artísticas egipcias. La escultura, serena y hierática, es fiel reflejo del idealismo trascendente del pueblo egipcio, aunque a veces se combine con un cierto naturalismo. Las representaciones pictóricas, muchas de ellas de gran valor, reproducen por lo general escenas de la vida cotidiana que nos permiten tener un mejor conocimiento de la cultura material egipcia.

    La ciencia fue fundamentalmente práctica. El embalsamamiento de los cadáveres les proporcionó a los egipcios un gran conocimiento del cuerpo humano, experimentándose importantes progresos en medicina y cirugía. A su vez las crecidas del Nilo, que al principio parece ser fueron conocimiento exclusivo del Faraón y base de su prestigio y divinización, impulsaron los conocimientos astronómicos - tenían un calendario de 365 días - y el desarrollo de los sistemas de cálculo.
Fuente: Enciclopedia Lafer

Entrada destacada

Historia de la Segunda Guerra Mundial Charles de Gaulle

Historia de la  Segunda Guerra Mundial Charles de Gaulle Charles de Gaulle (1890-1970), político y militar francés, la figura más dest...