La Historia en videos

Loading...

15/6/16

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL - Un poco más el norte

Resultado de imagen para segunda guerra mundial a color   Resultado de imagen para segunda guerra mundial a color

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Un poco más el norte, el mismo 12 de Julio, Totenkopf logra la captura de una colina de alto valor
estratégico : el pie de Río esta ya asegurado. Pero justo el mismo día, ocurre un evento que sellaría el resultado de la batalla, aunque ocurriera a cientos de Kilómetros del frente.
Después de recibir la reciente noticia de la invasión aliada a Sicilia, y reportes de una ofensiva rusa
más al norte, en el área de Izyum, Hitler decide dar fin a la operación Zitadelle. Aunque Hitler toma
la decisión de retirarse el 12 de Julio, no es hasta la noche del 17 - 18 de Julio, en donde la Divisiones SS logran retirarse del frente.
Así termina la operación en Prochorovka, ( y todo Zitadelle ) no por las bajas alemanas que poseían unos 200 tanques operacionales el 17 de Julio. En efecto, las divisiones de las SS continúan sus efectivas funciones en otras localidades : Leibstandarte es llevada a Italia, y Das Reich y Totenkopf se mantienen el este. A diferencia las unidades soviéticas poseían solo 120 tanques operacionales para la misma fecha, lo que implicaría una segura victoria alemana.
Con la retirada del frente, de los Blindados Alemanes, las unidades de reparación de blindados rusas rescatan cientos de blindados, semioperacionales y reciben otros tantos, de las últimas reservas Soviéticas. Así logran armar la suficiente fuerza para lanzar la contra ofensiva llamada operación Rumyantsev, unos días después de la retirada de las Divisiones de las Waffen SS.
La decisión de Hitler podría llevar una serie de discusiones, si se hubieran logrados lo objetivos de
Zitadelle, y se hubieran destruidos 5 armadas Soviéticas, la guerra del este se hubiera replanteado.
Tal vez hubiera brindado a los alemanes tiempo para desarrollar sus super armas, y mejor the
Atlantik Wall en el Oeste. Pero esas son conjeturas.
LAS CIFRAS INCONFESABLES
El más prestigioso biógrafo de Hitler e historiador del III Reich, Alan Bullock, en su obra Hitler y
Stalin, vidas paralelas, publicada en Londres en 1991, eleva a 18 millones las víctimas del terror nazi. En esta cifra se incluirían los civiles muertos en los bombardeos, en los ataques contra los ciudadanos, en las represalias contra las acciones guerrilleras, en las persecuciones étnicas contra judíos y gitanos, en el agotamiento hasta la muerte de poblaciones deportadas y prisioneros de
guerra. Aunque las cifras siguientes son solo orientativas, dan una idea clara del inmenso crimen nazi.
Unión Soviética 7.500.000
Polonia 5.000.000
Yugoslavia 1.500.000
Francia 300.000
Hungría 250.000
Benelux 150.000
Checoslovaquia 110.000
Grecia 100.000
Italia 70.000
Reino Unido 60.000
Alemania 2.000.000
En las cifras de víctimas civiles por países están incluidos los judíos. Entre las víctimas de la represión en Alemania se incluyen también Austria, los Sudetes y el Protectorado de Bohemia-
Moravia; en esta cifra están incluidos los judíos, comunistas y socialistas, las oposición al nazismo,
y los conspiradores antinazis, tanto civiles como militares, entre 1933 y 1945.
El resto fueron judíos sacados de Noruega, Dinamarca, Bulgaria y Rumania; prisioneros de guerra de otros países no incluidos en esta enumeración, como republicanos españoles capturados en Francia, norteamericanos, canadienses, australianos, sudafricanos, neozelandeses, indios, norteafricanos de las colonias francesas...
Por etnias, las víctimas más numerosas fueron los judíos; la cifra es aun controvertida pero se sitúa a la baja en 4.800.000, y al alza en 6.500.000. Les siguen los gitanos, con una estimación que se sitúa entre las 300.000 y las 500.000. Por campos de exterminio, el mas terrible fue el de Auschwitz-Birkenau, con cerca de dos millones de víctimas; seguido de Treblinka, con 700.000; Belcec, con 600.000; Maidanek, con 400.000; Chelmo con 350.000; Sobidor con 250.000, todos ellos en Polonia. En el estricto territorio de Reich destacaron los campos de trabajo y exterminio de Dachau, Bergen-Belsen, Dora-Milttelbau, Buchenwald, Flossenburg, Mauthausen, Terezin, Sachsenhausen, Ravensbrück, Grosrosen, etc., donde más de un millón y medio de prisioneros perecieron a causa del trabajo agotador, la mala alimentación, el frío, las torturas, los experimentos médicos, las enfermedades, las ejecuciones por fusilamiento, horca o garrote, etc.
Antes de cerrar esta macabra cuantificación de horrores, y para que no quede simplemente en eso, en una embotadora enumeración de cifras, hay que recordar al lector que todas y cada una de las víctimas sufrieron un auténtico infierno hasta el asesinato o la liberación, y cada uno de los supervivientes ha llevado en su médula grabada aquella vesanía hasta el fin de sus días.

Fuente: HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
© 2000 - 2003 La Segunda Guerra Mundial