Ir al contenido principal

CONCEPTO, LÍMITES Y FUENTES DE LA HISTORIA. 3. El tiempo en Historia.



CONCEPTO, LÍMITES Y FUENTES DE LA HISTORIA.

3. El tiempo en Historia.
Aunque la mayoría de la gente piensa que “la Historia son hechos y fechas”, de lo
expuesto hasta ahora se deduce que esa afirmación, además de tendenciosa, es falsa. No
obstante, ello no significa que la variante «tiempo» carezca de interés para el historiador, antes al contrario, posee una importancia fundamental. En las ciencias históricas es fundamental el análisis de diversos fenómenos relacionados con la variante temporal, como la simultaneidad, la duración y la sucesión (esta última puede ser, a su vez, diacrónica o sincrónica).
La importancia del tiempo en Historia ha sido objeto de análisis por numerosos
historiadores (M. Bloch, J. Le Goff, etc.), pero J. Topolsky ha sabido señalar su importancia en las siguientes palabras: “al margen de cómo interpretemos los hechos históricos (de forma positiva, estructural o dialéctica), cada hecho tiene sus determinantes espacio-temporales (...) por tanto, en el cuerpo de conocimientos de un historiador, debe incluirse algún conocimiento de los problemas filosóficos de espacio-tiempo”. En efecto, desde hace siglos el historiador ha enfatizado la importancia de la categoría «tiempo» y podemos decir que uno de los principales problemas con que se enfrenta la investigación histórica consiste en identificar los cambios que se producen a lo largo del tiempo. Sin embargo, el «tiempo» de un historiador no es el mismo que el de un sociólogo o un físico. El «tiempo histórico» es múltiple y los problemas de duración y cambio se deben analizar desde niveles diferentes, tanto en relación con la realidad social como con los propios fenómenos históricos. El historiador francés Fernand Braudel ha propuesto un modelo histórico global en el que se recogen los distintos «tiempos históricos» (corto, medio y largo) que afectan a todos los procesos históricos:
• El tiempo corto es el de los acontecimientos que tiene un lapso temporal breve en
relación con la capacidad humana para concebir la categoría temporal.
• El tiempo medio es el de la coyuntura.., entendida ésta como el conjunto de
factores (económicos, políticos, sociales o culturales) que caracterizan un
determinado momento histórico. Se caracteriza por su gran movilidad.
• El tiempo largo es el de las realidades históricas que subsisten por debajo de los
acontecimientos o de los cambios de la coyuntura económica, política o social.
Está vinculado a los hechos geográficos y es prácticamente inmóvil. Se corresponde con la estructura...
Sin embargo, para los periodos más antiguos (Prehistoria e Historia Antigua) el
historiador se vale tanto de la cronología relativa como de la absoluta, comparando estos
datos con los que se conocen en otras zonas geográficas. Veamos en qué consiste cada una de estas «cronologías»:
a) La cronología relativa consiste en ordenar los sucesos históricos en relación con
la anterioridad, posterioridad o contemporaneidad con otro suceso. Dicho en
palabras más sencillas, consiste en decir que “el descubrimiento de América se
produjo durante (contemporaneidad) el reinado de los Reyes Católicos” o que “se
produjo antes (anterioridad) del reinado de Carlos V” .
b) La cronología absoluta consiste en determinar la ubicación de los sucesos
históricos en una serie temporal contable. Por ejemplo, “el descubrimiento de
América se produjo en el año 1492”.
Fuente: CONCEPTO, LÍMITES Y FUENTES DE LA HISTORIA.

Entradas populares de este blog

El Imperio Bizantino - ESPLENDOR Y DECADENCIA.

HISTORIA DEL MAQUILLAJE - RENACIMIENTO

HISTORIA DEL MAQUILLAJE
RENACIMIENTO Es el resurgir de una época. Se cambiaron los peinados vestidos, adornos, cosméticos. La cosmética se benefició de la alquimia, que obtuvo un desarrollo considerable. Utilizaban gran cantidad de perfumes para paliar el mal olor, ya que se mantenía la poca higiene. La mujer se teñía el pelo de rubio que hacía verdadero furor. Se emplearon múltiples recetas para buscar ese rubio veneciano. Los tocados se llevaban excesivamente adornados; la frente se depilaba logrando grandes dimensiones, las cejas se dejaban muy finas y arqueadas o ligeramente redondeadas y en algunos casos desaparecían. En los ojos, aplicaban kohl y se daban colorete en rojo (granadina).
SIGLO XVII Se consolidó en ese siglo la edad de oro de la cosmética, creando la nueva moda de la ropa. A finales del siglo XVII los hombres comenzaron a usar pelucas desapareciendo los polvos de la cara. Estas características perduraron en el siglo XVIII Las mujeres utilizaban postizos de gran tamaño aumentados por to…